5 de febrero de 2013 / 01:35 p.m.

En la región del Itsmo de Tehuantepec, de Oaxaca, el director de Seguridad Publica del municipio de Juchitán de Zaragoza Bernardo Castillejos, y dos mandos mas fueron cesados y removidos de sus cargos luego del paro y huelga que protagonizaron unos policías que se quejaron de recibir salarios de hambre.

La renuncia fue ordenada por el presidente municipal de la demarcación, el priista, Daniel Gurrión Matías, quien informó que los jefes policiacos serán sujetos a investigación porque existen denuncias por sus presuntos nexos con el crimen organizados.

Además de que hay señalamientos en su contra vertido por sus propias subalternos que quejan de malos tratos.

Entre los acuerdos alcanzados con los policías para conjurar el paro, se determino pagarle a los 200 elementos el sueldo de las dos primeras semanas del 2011, sueldos que no fueron otorgados a los uniformados.

Se acordó pagarles la primera semana, que asciende a más de 250 mil pesos, además de dotación de uniformes y la destitución de los tres mandos.

El munícipe refirió que el aumento salarial de los policías dependerá de los resultados de los exámenes de control y confianza de los paristas.

El paro y amotinamiento de los elementos del orden en tal demarcación dejo sin seguridad a la zona por más 20 horas.

 — OSCAR RODRÍGUEZ