21 de agosto de 2013 / 02:17 p.m.

México • En su estrategia para evadir los operativos en su contra por parte del Ejército mexicano y la Policía Federal, Los caballeros templarios destruyen señalizaciones carreteras para confundir a los contingentes de las fuerzas federales.

Integrantes de este cártel michoacano utilizan pintura negra en la mayoría de casos, pero también espátulas para rayar los letreros de los caminos que conducen a Tierra Caliente, la meseta purépecha u otros puntos del territorio michoacano.

Su objetivo es desorientar los convoyes militares y policiales, además de que Los caballeros templarios acechan en las intersecciones y cruces carreteros para atacar a grupos rivales.

Estas acciones son más recurrentes en Tierra Caliente, pero también se aplican otras regiones de la geografía michoacana.

Al realizar un recorrido por algunos de esos puntos, MILENIO confirmó la denuncia de ciudadanos y de policías federales.

Para revertir ese escenario, los contingentes de agentes y militares se apoyan en la tecnología (mapas electrónicos), aunque la geografía michoacana tiene caminos complicados.

Algunos pobladores refieren que esta acción comenzó cuando se incrementaron los operativos contra el crimen organizado y ante el ajuste de cuentas de grupos rivales en esa región del país.

Esto también confunde a los turistas que se dirigen a distintos puntos de Michoacán, como el municipio de Tacámbaro.

Ataque en Morelia

En Morelia sujetos encapuchados y con fusiles de asalto incendiaron el autobús en el que habitantes de Aquila se trasladaron a la capital de Michoacán para exigir la liberación de 44autodefensas. En estos hechos no hubo personas lesionadas ni fallecidas.

En tanto, en Aquila civiles armados se enfrentaron con agentes de la policía estatal con saldo de dos agresores muertos y un uniformado herido.

A las 11 de la mañana 80 personas arribaron en el autobús y realizaron una marcha desde el monumento a Lázaro Cárdenas hasta el Palacio de Gobierno.

El objetivo era exigir la liberación de 45 personas detenidas en el operativo militar aplicado en Aquila la semana pasada

De estos detenidos, 41 fueron trasladados del DF a Veracruz (cinco más están presos en Michoacán), donde ayer solicitaron a un juez federal la duplicidad del término constitucional para que se resuelva su situación jurídica.

La PGR los acusa de delincuencia organizada y portación de arma prohibida. Los detenidos rindieron este lunes su declaración, pero se reservaron su derecho a declarar ante el juez. La duplicidad del término vence el próximo domingo.

A las 17:30 los manifestantes de Morelia emprendieron el regreso; sin embargo, en la avenida Acueducto, una de las más transitadas de Morelia, un grupo de encapuchados armados (quienes viajaban en camionetas) interceptaron el autobús y comenzaron a incendiarlo.

Con empujones y golpes bajaron a los civiles y al chofer, y comenzaron a rociar la unidad con combustible para quemarla.

El grupo armado huyó del lugar, mientras policías municipales, estatales y federales, así como Bomberos municipales, se trasladaron al lugar, además de iniciar el operativo para dar con los responsables.

Minutos después, en sus cuentas en redes sociales, el gobierno de Michoacán responsabilizó a “pseudoestudiantes” del hecho, aún sin tener datos precisos sobre las investigaciones.

A unas cuadras de donde fue quemado el autobús está la delegación de la PGR en Michoacán.

En tanto, en Aquila dos civiles resultaron muertos y un uniformado estatal herido tras un enfrentamiento entre la Policía Estatal Preventiva y gente armada.

De acuerdo con autoridades, los hechos ocurrieron a las cuatro de la tarde en la cabecera de ese municipio costero.

Los elementos estatales arribaron al lugar para reactivar las actividades del ayuntamiento y atender el reporte de que gente armada aún rondaba la zona. (Con información de: Francisco García Davish y Rubén Mosso)

ClavesMatan a federalesLos cuerpos de dos agentes de la Policía Federal que realizaban investigaciones en el poblado Ocotito, Chilpancingo, fueron localizados en una brecha sobre la carretera federal.

A las 18 horas de este martes, efectivos de esa corporación y de la policía estatal intensificaron la búsqueda, que finalmente permitió encontrar los cadáveres de ambos agentes.

De acuerdo con autoridades de los dos niveles de gobierno, los agentes se encontraban desaparecidos desde el 5 de agosto. Los restos fueron hallados en la brecha conocida como Zintlalapa.

 — RODOLFO MONTES