Redacción
23 de octubre de 2013 / 03:28 p.m.

 A las tres de la tarde, hora de Londres, el Príncipe George de Cambridge, fue bautizado por el arzobispo de Canterbury en una ceremonia a la que asistieron la reina Isabel y su esposo el príncipe Felipe; el príncipe Carlos y su esposa Camilla y el matrimonio Middleton, además de amigos cercanos a la familia real, los tíos del bebé Pippa, Enrique y James; además de los tíos del bebé. 

 

El tercero en la línea de sucesión al trono, tuvo como padrinos a amigos de la universidad,  Fergus Boyd y Hugh van Cutsem; y una amiga de Kate de Marlborough College.

  El pequeño fue vestido con una réplica del largo faldón de cristianar, que estrenó en 1841 la hija mayor de la reina Victoria, blanco con adornos en batista, y que se ha utilizado en los bautizos de todos los niños de la Familia Real inglesa en los últimos cien años.