28 de enero de 2014 / 10:27 p.m.

México.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inició un operativo nacional de verificación de tortillerías, en el cual se detectó hasta el mediodía que el faltante promedio es de 20 gramos por kilogramo vendido.

El encargado de despacho de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Pedro Luis Benítez, dio a conocer que el operativo dio comienzo a partir de las 9:00 horas y para el medio día se habían verificado 200 establecimientos. De estos, 31 registraron algún tipo de violación a la Ley Federal de Protección al Consumidor, 28 fueron sometidas a medidas precautorias y 9 básculas fuero inmovilizadas. Precisó que la Profeco detectó que el faltante promedio es de 20 gramos por kilogramo de venta y recordó que las sanciones van desde el aseguramiento de la báscula, multas económicas que pueden alcanzar los tres millones de pesos o hasta la clausura temporal o definitiva del establecimiento. En conferencia de prensa Benítez indicó que en Hermosillo, Sonora, una vez que inició hoy el operativo se registró el cierre de varias tortillerías cuyos dueños fueron alentados por un pseudo líder, ante la posibilidad de que el personal de la Profeco encontrara anomalías en las básculas. Indicó que el hecho de que el personal de la Profeco inmovilice las básculas no es pretexto para que el establecimiento no expenda el producto o abuse del consumidor. Lo anterior porque con una báscula oficial de la dependencia se cuentan cuántas piezas contiene un kilogramo, medio kilogramo o un cuarto, a fin de que se puedan despachar por piezas. Dijo que se verificará tortillería por tortillería. Pedro Luis Benítez también dio a conocer que personal de la Profeco colocó sellos de suspensión a 36 establecimientos que operan en la zona fronteriza del país por incremento de precios injustificados. Indicó que todo el año se instalará el "Operativo Frontera", con el fin de detectar algún deslizamiento de precios derivado de la homologación del Impuesto al Valor Agregado (IVA). Destacó que la Profeco instaló una mesa de diálogo con los proveedores y empresarios en esta zona del país. "Buscamos armar un registro de precios ante Notario Público, para que no haya pretexto por incrementar el precio de algunos productos en perjuicio de los consumidores", dijo. A su vez, el subprocurador de Verificación, Tomás Sánchez, informó que en materia de verificación de gasolineras, al cierre del año pasado 745 fueron sujetas de procedimiento administrativo. De esa cifra 359 fueron sancionadas. Indicó que en el país existen alrededor de 11 mil gasolineras, de las cuales 10 mil son verificables, ya que las otras mil son de particulares, es decir de autoconsumo. En este contexto, recordó que de las ocho marcas de dispensarios que se comercializan en la República Mexicana, sólo dos cumplen con la certificación de la Norma 185, que se refiere a la exigencia del gasolinero para que su dispensario cuente con algunos sistemas de protección para verificar que no sean alterados. Por ello, Sánchez aseguró que actualmente la Profeco verifica y obliga para que esos fabricantes de los dispensarios le cumplan a los gasolineros. Indicó que hasta el momento las únicas dos marcas que cumplen con dicha certificación ante Profeco son Quantum y Gilbarco. Dijo entonces que mientras los ocho fabricantes no cumplan, la Profeco no puede exigir al gasolinero que cumpla con la Norma 185; pero aseguró que la dependencia sigue con su permanente programa de verificación a las gasolinerías. Precisó que ya está por salir la verificación de las seis marcas restantes; "todos llevan un gran avance".

Notimex