16 de febrero de 2013 / 05:54 p.m.

Cinco áreas, en Dolores Hidalgo y San Felipe, extendieron un cerco sanitario para evitar que se propague a otros estados; los animales serán sacrificados, enterrados y rociados con cal.

 

Guanajuato.- En cinco granjas de la empresa Bachoco en Guanajuato fue confirmado el virus de la influenza aviar H7N3, con un saldo hasta el momento de 486 mil animales contaminados en los municipios de Dolores Hidalgo y San Felipe, por lo que las aves serán sacrificadas, enterradas y rociadas con cal.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) extendieron un cerco sanitario para evitar que se propague a otros estados.

El virus fue detectado en dos laboratorios oficiales, ubicados en Celaya y en el Distrito Federal.

“"Después del reporte que hizo la empresa Bachoco, y tras la investigación y la toma de muestras, se determinó que el virus de la influenza aviar está presente en cinco granjas, en la zona norte de Guanajuato, por lo que se implementó un plan de contingencia que se tiene establecido. No estamos descubriendo el hilo negro, se tiene la herramienta, la experiencia y los conocimientos para la atención de este tipo de situaciones”", informó el subdelegado de la Sagarpa en el estado, Silverio Rojas.

Tras la detección, la Sagarpa entregó a Bachoco un millón 911 mil dosis de vacunas para aplicarlas en el resto de la población avícola que tienen en sus granjas.

El brote fue confirmado por Silverio Rojas, así como por el secretario de Desarrollo Agropecuario estatal, Javier Usabiaga, y el director de Epidemiología y Análisis de Riesgo de Senasica, Assad Heneidi.

“"Por parte del gobierno del estado nos sentimos confiados de que esto sea únicamente una contingencia y que se atenderá con prontitud, minimizando el daño económico y al abasto de los productos nacionales”", declaró Usabiaga.

La empresa Bachoco reportó desde la noche del jueves este brote en cinco de sus granjas.

Usabiaga informó que para contener esta contingencia epidemiológica se procederá al sacrificio de las aves, un proceso de desinfectado de los sitios y la limpieza de las granjas.

Además, descartó que se pueda registrar un incremento al costo del pollo o del huevo.

Con la detección de los brotes de la influenza aviar H7N3, las medidas sanitarias en las granjas de Bachoco en Dolores Hidalgo se endurecieron.

MILENIO acudió a las granjas y observó desde el exterior que los sistemas de seguridad ya estaban implementándose.

En cada granja hay cinco casas productoras de huevos (criaderos), también hay bodegas para almacenarlos y cada una está protegida con lonas, que impiden apreciar el estado de las gallinas.

EDMUNDO MEZA