10 de julio de 2013 / 01:04 p.m.

Escobedo • La Auditoría Superior del Estado detectó que el Instituto de Control Vehicular no cuenta con controles ni inventarios sobre el manejo de las placas de automóviles, lo que habría propiciado el robo de más de 300 mil juegos de láminas. Pese a ello, el PRI permitió la aprobación de la cuenta pública 2011 del ICV.

Durante la sesión de la Comisión de Hacienda del Estado de este martes, los legisladores vieron un total de 70 expedientes pendientes, pero la mayoría fueron votados en bloques.

El presidente de la Comisión y líder de la bancada del PAN, Alfredo Rodríguez Dávila, presentó un total de 22 cuentas públicas y exhortos en sentido de rechazo, entre ellas la del ICV.

Sin embargo, el coordinador de la bancada del PRI, Édgar Romo, aprovechando la mayoría con la que cuenta su partido en esta comisión, propuso cambiar el sentido de los dictámenes a aprobatorio, lo que al final ocurrió.

En la cuenta pública 2011 del ICV, la Auditoría Superior del Estado detectó tres irregularidades: la primera de ellas, que el instituto se negó a entregar la información referente a los ingresos y egresos de esta dependencia, por lo que no fue posible revisarlos.

En segundo término, la ASE informó a los diputados locales que “se detectó que el instituto carece de un sistema para el control de inventarios que permitan llevar un control y registro de entradas, salidas y existencias de los distintos artículos que maneja, como placas, licencias y micas autoadheribles, en sus almacenes y delegaciones”, se lee en el documento.

Esto significa que el ICV desconoce el manejo de las láminas, incluso de las adquiridas entre enero y marzo de 2011, las cuales fueron un total de un millón 830 mil 471 placas.

RICARDO ALANÍS