2 de abril de 2013 / 02:51 a.m.

Cuernavaca • Tras una primer auditoria y 345 observaciones realizadas por la Secretaría de la Función Pública, el gobierno de Morelos encabezado por el perredista Graco Ramírez Abreu anunció que se detectó un presunto desvío millonario en la administración del ex gobernador de extracción panista, Marco Antonio Adame Castillo, por la cantidad de mil 270 millones de pesos.

Lo anterior fue dado a conocer en una ruda de prensa por Jorge Masseguer Guillen secretario de gobierno, quien mencionó que éste es el resultado de investigaciones que se realizaron en las áreas financieras y administrativas del Poder Ejecutivo, y que pertenecen a la cuenta pública hasta septiembre de 2012.

Otras anomalías encontradas fue la retención de impuestos de trabajadores que no fueron reportadas al IMSS, a la Secretaría de Hacienda federal por impuesto sobre la renta (ISR), y al Instituto de Crédito para los Trabajadores al Servicio de Gobierno del Estado, lo que da un monto de 207 millones 809 mil 165 peso

El encargad de la política interna asguró que se ha iniciado una denuncia pública contra el ex secretario de finanzas Alejandro Villarreal Gasca y contra quien resulte responsable, ya que se contrató a la empresa Monedero Universal, a la que se le pagó 159 millones por llevar las finanzas, y que un despacho contable cobra 14 millones a los tres poderes y los 33 ayuntamientos juntos.

Además se observaron la falta de transparencia en 63 expedientes de 67 revisados, por la cantidad de 175 millones de pesos, en la contratación de bienes y servicios, con procedimientos que no estaban apegados a la Ley de Adquisiciones.

Messeguer Guillen indicó que en este momento hay 71 observaciones pendientes de revisar de los ejercicios 2009, 2010 y 2011, las cuales suman 758 millones de pesos, a los que se les debe hacer frente.

 MARCO ANTONIO DÍAZ SIERRA