15 de julio de 2013 / 01:30 p.m.

 Un vecino de la colonia Lomas de San Genaro fue asesinado a balazos cuando intentó evitar un enfrentamiento entre varios pandilleros, en el municipio de Escobedo.

Hasta el momento las autoridades, no han logrado la detención del asesino, quien escapó aprovechando la confusión del lugar.

Indicaron que la Agencia Estatal de Investigaciones tiene retenidos a cuatro menores, que participaron en la riña, pero estos salieron negativos en la pruebas de rodisonato de sodio.

Las autoridades informaron que los hechos ocurrieron en el cruce de las calles Sendero Poniente y Tonalá, en la colonia Lomas de San Genaro.

En el citado crucero perdió la vida Fernando Rodríguez García, quien contaba con 26 años de edad y tenía su domicilio en la misma colonia.

Según los vecinos, Rodríguez García trabajaba como obrero y acostumbraba a consumir bebidas alcohólicas.

Mencionaron que esta madrugada estaba conviviendo con otros vecinos, cuando repentinamente se generó un enfrentamiento, por viejas rencillas, entre dos pandillas.

Al ver la acción, Rodríguez García intentó detener la pelea, ya que anteriormente, estas personas han ocasionado daños de consideración en las propiedades del sector.

Repentinamente, uno de los sujetos sacó un arma de fuego, la cual accionó en tres ocasiones al aire, pero uno de los proyectiles se impactó en una pierna de la víctima y esta comenzó a perder mucha sangre.

Al sitio acudieron paramédicos del grupo Clave 911 de Escobedo y de inmediato atendieron al hombre baleado.

Los rescatistas mencionaron que desafortunadamente ya nada pudieron hacer para salvarlo, ya que el proyectil atravesó órganos vitales.

Los hechos ocasionaron la movilización de unidades de la Agencia Estatal de Investigaciones, cuyos elementos cercaron la zona de los hechos. Personal de Servicios Periciales levantó diversas evidencias, entre ellos varios casquillos del calibre 9 milímetros.

Los vecinos mencionaron que el pleito fue entre una pandilla de la colonia Provileón y otra de la colonia San Genaro.

Durante la movilización policiaca, oficiales de la Policía Municipal y de la AEI lograron arrestar a cuatro presuntos pandilleros.

Los menores aceptaron que participaron en la riña, pero negaron ser los autores de los disparos.

El delegado en turno especializado en homicidios dio fue de los hechos y luego ordenó que el cuerpo fuera llevado al anfiteatro del hospital Universitario para la autopsia que marca la ley.

Redacción