10 de septiembre de 2013 / 12:49 a.m.

Ciudad de México • El Juez 23 Penal de Delitos No Graves dictó auto de formal prisión contra seis de los siete detenidos el 1 de septiembre durante la marcha encabezada por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), a la que se sumó un grupo de anarquistas.

El juez determinó que había elementos para enjuiciar a los jóvenes por desmanes realizados en el marco del primer informe presidencial.

Omar Beristaín Montiel y Gabriel Carreón Soto serán enjuiciados por de resistencia de particulares.

En el caso de Juan Daniel Velázquez, Gonzalo Amos Urrutia Nava y Pavel Alejandro Primo, y Jessie Alejandro Montaño Sánchez, son quienes estarán bajo proceso por los delitos de ultrajes a la autoridad, resistencia de particulares, contra el ejercicio legítimo de la autoridad.

En el caso de Montaño también está acusado de delito contra la salud, en la modalidad de posesión de marihuana.

El juicio será de tipo sumario, de hasta seis meses, y los acusados cuentan con tres días para apelar el fallo, además de presentar pruebas de su presunta inocencia que han indicado.

Del único que falta por determinarse su situación legal es de Gustavo Ruiz Lizárraga, quien pidió la duplicidad del término constitucional.

Luego de ser detenidos e ingresados en el Reclusorio Sur, todos pagaron fianza de más de 120 mil pesos y al tratarse de delitos no graves, fueron liberados el viernes y sábado pasado. Sin embargo, serán juzgados.

Jessie es ubicado como uno de los principales participantes, violentos, en manifestaciones y protestas, como la toma de UACM, UNAM, UAM y en la del pasado 1 de diciembre, además de subirse a la Estela de Luz.

ILICH VALDEZ