11 de febrero de 2015 / 09:33 p.m.

Ciudad de México.- La Policía Federal capturó a Víctor Ignacio Hughes Alcocer, subsecretario de Finanzas y Administración, durante la gestión del ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, revelaron funcionarios del gobierno federal, por presuntamente desviar más de 287 millones de pesos del erario local y federal.

Víctor Ignacio, el hijo de este, Víctor Felipe Hughes, y Henry Paul Hughes Alcocer, fueron aprehendidos este miércoles en Acapulco, en una discoteca que es de su propiedad, pero su detención no fue dada a conocer, por lo que suman nueve los detenidos por este caso.

Indicaron que ayer mismo, las tres personas que no fueron mencionadas fueron internadas en el penal de máxima seguridad del Altiplano en el Estado de México.

Comentaron que Víctor Hughes Alcocer, de 63 años, también se desempeñó como secretario particular de Ángel Aguirre Rivero, en el periodo 2009-2011, cuando éste último fungió como senador.

De acuerdo con la indagatoria que lleva a cabo la PGR, Víctor Hughes Alcocer, desde su posición administrativa y de control de los recursos en el gobierno estatal, es la pieza clave en la investigación por el uso de recursos de procedencia ilícita por un monto estimado 287 millones, 12 mil 594 pesos, transferidos a cuentas personales de los detenidos, los cuales fungían como representantes, apoderados legales o administradores de empresas a las cuales se depositaban distintas partidas presupuestales.

Ayer, la PGR dio a conocer la detención de Carlos Mateo Aguirre Rivero y Luis Ángel Aguirre Pérez, hermano y sobrino de Ángel Aguirre Rivero, gobernador con licencia de Guerrero, respectivamente, fueron aprehendidos por desviar 287 millones 12 mil 594 pesos del erario público local y federal.

El juez Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales con residencia en Toluca libró una orden de aprehensión en su contra y de cuatro personas más por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, por lo que fueron internados en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.

Tomás Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR), dijo que un grupo de personas, entre ellos, ex funcionarios de Guerrero, sin tener vínculo corporativo o relación comercial con empresas que obtuvieron contratos de obra pública en esa entidad, recibieron recursos públicos del erario local y federal.

Carlos Mateo, ex secretario de despacho del Consejo de Asesores del ex gobernador Ángel Aguirre y los demás ex servidores públicos triangularon los recursos, mismos que depositaban en cuentas bancarias personales.

Mauricio Francisco, Alejandro Carlos y Jorge Eduardo Hughes Acosta, entre otros, recibieron el dinero a través de las empresas Constructora Travesa S.A de C.V., Comercializadora 2003 S.A de C.V., y Comercializadora Topacio S.A de C.V.

Por medio de esas compañías obtuvieron ilegalmente dinero de los contratos firmados por las empresas con la Comisión Federal de Electricidad, Banobras, Tesorería de la Federación, Comisión Estatal de Agua, Comisión Estatal de Seguridad Pública, y Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria de Guerrero.

Los nueve detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de Operaciones con recursos de procedencia ilícita.

En las próximas horas los nueve rendirán su declaración preparatoria y la autoridad jurisdiccional definirá su situación jurídica.

Foto: Especial

RUBÉN MOSSO / MILENIO