15 de marzo de 2013 / 09:57 p.m.

El hombre fue acusado de atentados al pudor contra una adolescente que se encontraba esperando a su madre en una de las bancas de la Plaza Zaragoza.

 

Monterrey • Una menor de 14 años de edad que no llegó a la escuela y esperaba a su mamá en una banca de la Plaza Zaragoza, fue objeto de tocamientos por un hombre de la tercera edad.

Se estableció que el presunto responsable de nombre Pilar Espinoza Beltrán, se acercó a la joven estudiante de secundaria con el pretexto de preguntarle la hora.

La inocencia de la joven fue aprovechada por el inculpado para sentarse al lado derecho de la afectada en una de las bancas de la plaza Zaragoza, platicar con ella, abrazarla y hacerle tocamientos en diferentes partes del cuerpo.

Estos hechos ocurrieron cerca de las 10:00 horas del viernes, en la plaza ubicada frente al palacio municipal de Monterrey, sobre la avenida Zaragoza.

Varias personas que pasaban por el lugar observaron la acción y al darse cuenta de que la menor lloraba, dieron aviso a los policías municipales que vigilan ese sector y la plaza comercial Morelos.

En cuestión de minutos, varios efectivos de esa corporación llegaron hasta el lugar y sorprendieron al hombre cuando mantenía abrazada a la afectada.

De esta manera, el inculpado fue detenido por los uniformados y ante la mirada de varios paseantes el detenido fue llevado hasta una granadera, donde negó los cargos, pero luego cayó en contradicciones.

"Se me hizo fácil abrazarla, pero no le hice nada", dijo mientras permanecía en la parte trasera de la unidad de policía.

Asimismo refirió que no conoce a la menor y sólo platicó con ella, para después pedirle perdón argumentando "estoy enfermo, quiero que me perdonen".

El inculpado fue puesto a disposición del juez calificador en turno quien dio vista a la agencia del Ministerio Público para que sea investigado por atentados al pudor.

MARCIAL PASARÓN