30 de junio de 2013 / 03:26 p.m.

Chihuahua • Elementos de la Policía Estatal Única (PEU) aseguraron a ocho integrantes de una célula delictiva que participaron en la ejecución de más de 30 personas en la ciudad de Chihuahua, informó el titular de la corporación, Raúl Ávila Ibarra.

Explicó que detención se registró este viernes, luego de que elementos de la PEU ubicaron un auto Dodge Stratus de color blanco y sin placas -con dos sujetos a bordo- que realizaban recorridos por el Complejo Estatal de Seguridad Pública.

Se trata de: Antonio Aguilar Mora, de 35 años, ex agente del Grupo de Homicidios (2004-2008), y Lino Soto Marrufo, de 33, quienes proporcionaron la ubicación de varias casas de seguridad en donde se encontraban sus cómplices.

Ávila Ibarra dijo que tenían el objetivo de ubicar a un agente de la PEU y darle muerte por órdenes de su jefe, el ex agente ministerial, Omar Javier Llamas Orta, el Harry Potter, en represalia por las operaciones que se realizan en contra del narcomenudeo.

Durante la presentación de los detenidos se informó que de acuerdo a los trabajos de la Unidad de Inteligencia, se estableció su participación como: “halcones”, tiradores y choferes, en por lo menos 34 ejecuciones ocurridas en esta capital.

El jefe policiaco resaltó que Aguilar Mora y Soto Marrufo eran el enlace de su célula con agentes de diferentes corporaciones, quienes les brindaban información y protección a cambio de diversas cantidades de dinero en moneda nacional y extranjera.

Tras el arresto de ambos sujetos, se detuvo en Aldama, Chihuahua, a: Julio Cesar Soto Tarín, de 25 años; Ramón Alan Díaz Molina, 20; Rubén Marrufo Morales, de 20; Gerardo Álvarez Morales, de 22; Aarón Sotelo Rodríguez, de 32, y Jesús Roberto Flores López, de 18.

En el operativo se les aseguró 24 cartuchos útiles de diferentes calibres, 20 envoltorios de mariguana, 4 vehículos con reporte de robo, 8 celulares, 1 bolsa con “cristal”. Destacando la ausencia de armas de fuego.

Cabe señalar que horas antes de la presentación de estos sujetos, donde se les identificó como miembros de la organización delictiva “La Línea”, aparecieron en Ciudad Juárez varias mantas del “NCJ” para desmarcar a los detenidos de esta agrupación.

 — JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO/CORRESPONSAL