21 de febrero de 2013 / 12:30 p.m.

Monterrey • Un vendedor de hot dogs y su amigo fueron detenidos por elementos de la Policía de Monterrey, al ser detectados por personal de la Marina Armada de México cuando ingerían bebidas alcohólicas y traían en su poder varios envoltorios con mariguana.

Los hechos ocurrieron a eso de las 03:00 horas en el cruce de las calles 15 de mayo y Pino Suárez, en el centro de la ciudad.

Ellos fueron identificados como el comerciante Miguel Ángel Segovia Quiñones, de 33 años y su vecino Juan Noé Flores Cruz, de 36.

Según las pesquisas, el vendedor de hot dogs se coloca comúnmente en el punto de las mencionadas calles a expender sus productos.

Durante la noche de este miércoles y madrugada del jueves, llegó su amigo con el cual se puso a platicar, por lo que decidieron comprarse unas cervezas.

Ya entrada la madrugada y cuando no había clientes, al parecer comenzaron a fumar mariguana, pero en eso pasaban por el lugar los marinos que patrullas las calles, quienes detectaron un fuerte olor a hierba verde.

Por tal motivo comenzaron a realizar un chequeo de rutina a ambos, detectándoles los envoltorios.

En pocos minutos arribaron los elementos de la Policía Regia, quienes se encargaron de detenerlos y poner a Segovia Quiñones y Flores Cruz a disposición del Ministerio Público, mientras el carrito con los “perros calientes” se les aseguró.

IRAM OVIEDO