20 de junio de 2013 / 09:45 p.m.

Cancún • La policía Judicial de Quintana Roo detuvo al ex subdirector operativo de Seguridad Pública de Cozumel, Carlos López Avilés, por el presunto homicidio de su casera, quién estaba reportada como desaparecida hace dos semanas, confirmó el Procurador de Justicia Armando García Torres.

Carlos López Avilés se desempeñó como responsable de Seguridad Pública en la isla de 2002 a 2005, durante la administración de Carlos Hernández Blanco, fue detenido junto con su pareja sentimental, Emilia Bernal.

El fiscal estatal informó que durante los interrogatorios, López Avilés confesó haber dado muerte a Irene Beatriz Martínez Encalada, quién le alquilaba un departamento. La mujer también era prestamista y se dedicaba a la compraventa de autos. López Avilés se encargaba de presionar a deudores morosos.

El pasado 30 de mayo Martínez Encalada y López Avilés tuvieron una áspera discusión debido a que la mujer rehusaba pagar una comisión por haber cobrado una deuda de cien mil pesos, de los que diez mil serían su comisión.

Cuando la mujer se negó a pagarle, exigió además que desalojaran el departamento.López Avilés la tomó por el cuello para asfixiarla, mientras su pareja, Emilia Bernal le ataba los pies. Luego le exigieron la combinación de su caja fuerte de la que robaron 40 mil pesos y varias tarjetas bancarias, así como su automóvil Chevrolet.

Finalmente le dieron muerte y la metieron en una bolsa de plástico negra, la que arrojaron a un pozo que sellaron con cemento.

El 5 de junio, la hija de Beatriz, Irene Martínez, de 22 años de edad, denunció ante una agencia del Ministerio Público la desaparición de su madre, quien tenía días de haber salido de su casa de la calle 21 y 40 de la colonia San Miguel y levantó el acta circunstanciada 72/2013, por extravío de persona.

Dijo que algunos vecinos la vieron salir con López Avilés pero no le dieron importancia, pues sabían que trabajaba con ella.

Al investigar, la policía encontró el automóvil de la presunta desaparecida, en poder de otra persona, quién declaró que lo había comprado a López Avilés, quien fue detenido la noche del martes junto con Emilia Bernal, en un departamento de la colonia Fovissste de Chetumal, dijo el procurador.

FERNANDO MERAZ