14 de marzo de 2013 / 02:56 a.m.

Los dos exagentes portaban uniformes al momento de ser detenidos, mientras extorsionaban a automovilistas sobre la avenida Almazán, en la colonia Topo Chico, al norte de Monterrey.

 Monterrey.- • Dos exelementos de la Secretaría de Vialidad y Tránsito de Monterrey fueron detenidos ayer martes 12 de marzo por agentes de la Policía Ministerial cuando extorsionaban a automovilistas sobre la avenida Almazán, en su cruce con la calle Cadereyta, en la colonia Topo Chico, al norte de Monterrey.

Los exoficiales detenidos son Laura Elena Sanjuana Altamirano Martínez, de 36 años, y Luis Carlos Licea Quiroz, de 40 años, quienes fueron dados de baja el año pasado, luego de que no aprobaron los exámenes de confianza.

Altamirano Martínez, quien se desempeñaba como oficial de crucero, ingresó a la corporación el 4 de julio de 2009 y fue dada de baja el 1 de octubre de 2012, mientras que Licea Quiroz, que era oficial de motocicleta, se integró a la dependencia el 1 de junio de 2001 y quedó fuera el 5 de septiembre de 2012.

Ambos portaban uniformes en el momento en que fueron detenidos, después de ser reportados por ciudadanos, que se quejaron por su conducta.

De acuerdo a la fuente policial, fue el mismo director operativo de Tránsito de Monterrey, quien acudió al sitio para confirmar las quejas de los conductores afectados.

Al detectar la presencia de estos exagentes ubicados en el crucero mencionado, consultó la bitácora de trabajo y se percató de que no tenían personal asignado a este cruce.

Posteriormente, procedió a llamar a elementos ministeriales al percatarse de que portaban uniformes, además de un block de infracciones con los que presuntamente chantajeaban a los automovilistas, quienes procedían a dar dinero a los elementos para evitar que fueran infraccionados.

Los detenidos fueron llevados a la demarcación norte de la Policía Ministerial, ubicada en el sector San Bernabé, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Publico, quien investiga el delito de presunta usurpación de funciones, ya que ambos son elementos dados de baja.

REDACCIÓN