Reynaldo Ochoa 
3 de enero de 2013 / 12:07 a.m.

Diego Jonathan Rodríguez de León aseguró que atacó y asesinó a Oscar Oziel Sánchez Rosales, en defensa propia.

Monterrey • La policía Ministerial detuvo y presentó este miércoles al presunto asesino de un hombre en calles de la colonia Pueblo Nuevo, en el municipio de Apodaca, la madrugada del martes 1 de enero, mientras festejaba el año nuevo.

Se trata de Diego Jonathan Rodríguez de León, de 23 años de edad, y que habría cometido el primero homicidio de este 2013, al asesinar por presuntas rencillas a Oscar Oziel Sánchez Rosales, alias “Chirolo” de 28 años de edad.

Los hechos ocurrieron cerca de las 1:00 de la mañana del martes 1 de enero, en la calle Río Tuxpan, entre Río Madeira y Río Missisipi, en la colonia Pueblo Nuevo, en el municipio de Apodaca.

Rodríguez de León fue detenido horas más tarde de los hechos, cuando al acudir a la zona del homicidio, policías ministeriales lo observaron en actitud sospechosa mientras conducía un vehículo tipo Jetta, y al marcarle el alto, éste huyó, a su domicilio ubicado a 5 cuadras de los hechos, donde finalmente fue alcanzado por los agentes.

Según las primeras declaraciones del ahora detenido refirió que la madrugada del primero de enero se encontraba conviviendo con varios amigos en la esquina de Tuxpan y Rio Missisipi, cuando cerca de las 00:30 horas, pasó por el lugar Oscar Oziel Rosales alias el “Chirolo”.

En momentos se hicieron de palabras y presuntamente el “Chirolo” atacó con un cuchillo a Rodríguez de León, quien a su vez sacó de entre su ropa otro cuchillo con el que hirió en la espalda al ahora fallecido.

Posterior a ello y una vez en el suelo, el detenido refiere haber continuado hiriendo al hombre  en el abdomen, lo que finalmente le ocasionó la muerte.

Al ser presentado Diego Rodríguez de León, aseguró a los medios de comunicación haber actuado en defensa propia y refirió que la tarde del 31 de diciembre, es decir horas antes del homicidio, el rival  lo buscó para agredirlo.

Los agentes ministeriales informaron que después de los hechos, el detenido regresó a su domicilio en la calle Río San Lorenzo, y desde su aparato Nextel publicó en su muro del Facebook; “Dickylocos ora (sic) sí ya valió. “aki (sic) andamos y a toda mi banda bandida la tengo bien presente dickylocos de por vida perros”, y posteriormente regresó a la escena del crimen.