22 de julio de 2013 / 02:15 p.m.

 Dos jóvenes de Jalisco fueron aprehendidos en noviembre pasado en Sinaloa por conducir una camioneta con cocaína; el vehículo fue comprado por el padre de uno de ellos en Estados Unidos sin saber que llevaba un paquete con el estupefaciente.

A Sergio Alejandro Torres Duarte y Julio César Moreno Guzmán —recluidos en Mazatlán— les faltaba un mes para terminar la prepa en el Tec Milenio Guadalajara.

El 15 de noviembre de 2012 iban a una competencia deportiva en Mazatlán, cuando agentes detectaron droga en el vehículo a la altura de Escuinapa, Sinaloa.

Desde entonces las familias de ambos se turnan para visitar a los jóvenes, acusados de trasladar cocaína en un compartimento secreto de la camioneta Toyota Sienna azul, modelo 2004.

Según documentos del gobierno estadunidense en poder de los familiares, el vehículo fue asegurado con cinco paquetes de cocaína en su interior. Luego se puso en subasta pública, mediante la cual lo compró Sergio Torres, el 8 de febrero de 2012.

La camioneta fue legalizada y llevaba a Guadalajara el 1 de junio. Sergio Alejandro la usaba para ir a la escuela y con sus amigos.

El día que detuvieron a los jóvenes, los agentes federales hallaron 914 gramos de cocaína en un compartimento secreto del tablero; estaba empaquetada de igual manera que la droga decomisada cuando las autoridades estadunidenses la incautaron.

Por ahora las familias de estos muchachos de 18 años esperan que la justicia mexicana reciba datos solicitados a Estados Unidos para aclarar la confusión, aunque eso puede demorar más de seis meses.

Ayer fue cumpleaños de Julio César y sus padres lo visitaron en el penal de Mazatlán. Insisten en que se trata de un “malentendido” y confían en que los jóvenes queden libres.

— JUAN LEVARIO