7 de agosto de 2013 / 02:19 a.m.

Chihuahua • Sin distingo de colores partidistas se va ir avanzando para recuperar la seguridad en el estado de Chihuahua, advirtió el gobernador César Duarte Jáquez, luego de que elementos del Ejército detuviera a dos mandos municipales de esta entidad.

"Las detenciones de policías son acciones en las cuales, sin distingo de colores, vamos avanzando consistentemente en la recuperación de la seguridad, porque ninguna investidura puede proteger acciones delictivas", afirmó el mandatario.

Dijo que estas detenciones se suman a la de otros elementos municipales que fueron asegurados hace algunas semanas en la localidad de San Juanito, y que desgraciadamente estaban involucrados con el crimen organizado, añadió el mandatario.

"Los arrestos son producto del reforzamiento que se realiza para detectar las operaciones ilícitas de funcionarios que son desleales a su responsabilidad. Se analizan los casos sin diferenciación alguna, que derivan en acciones contundentes en las sanciones a quienes estén vinculados en actividades delictivas", apuntó.

El presidente municipal de San Francisco de Conchos, Francisco Javier Silva Pavia, de extracción priista, informó que mediante un operativo militar, se detuvo a su director de Seguridad Pública, José Luis Baca Molina, así como al comandante, Pablo Fierro.

Junto a los mandos policiacos, asegurados el pasado sábado en un punto turístico de la entidad, se arrestó a un civil (de quien se omite su identidad) y posteriormente fueron puestos a disposición de la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR).

A los tres sujetos se les aseguraron varias armas de fuego y la unidad oficial 002. Las autoridades indicaron que Fierro ya había sido detenido por el Ejército el 19 de junio del 2012 con los agentes Erick Holguín y Omar Durán por presuntos nexos con el narco.

En medio del clima de inseguridad que priva en la región rural, Duarte Jáquez informó que está al pendiente de la situación que se vive en San Francisco del Oro, donde el alcalde, Jesús Manuel Ramírez Alvarado, y varios funcionarios tienen varias semanas sin laborar.

"Somos respetuosos de la autonomía del Ayuntamiento, pero sí somos corresponsables en la gobernabilidad del municipio y ya estamos buscando las salidas que el cuerpo edilicio concrete, en las facultades que en este caso el Código Municipal les otorga", explicó.

Mientras se desconocen las causas de la ausencia laboral del edil, del secretario del Ayuntamiento, del tesorero y del síndico, se dio a conocer que el pasado primero de julio apareció un narco-grafiti en contra de los agentes municipales.

Por último, el mandatario estatal ofreció esta entrevista, luego de que se reuniera con otros 8 alcaldes electos, a quienes los exhortó a trabajar con rectitud y de la mano con el gobierno del estado para beneficiar a las familias chihuahuenses.

JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO