5 de junio de 2013 / 12:32 a.m.

 Mérida • Agentes de la Policía Ministerial Investigadora de la Unidad Antisecuestros de la Fiscalía General del Estado detuvieron en Puerto Progreso a un menor de 11 años y a un joven de 16 que fingieron un plagio.

La dependencia precisó que ambos menores planearon el secuestro falso, a fin de obtener dinero de su propia familia.

Angélica Guadalupe López Güemez, madre del infante de 11 años, interpuso la denuncia correspondiente por el plagio de su hijo, luego de recibir varios mensajes vía teléfono celular, en los que le solicitaban 250 mil pesos si quería volver a verlo con vida.

Alarmada, López Güemez acudió ante la fiscalía, la cual desplegó un operativo de inteligencia y luego de analizar diversos elementos, descubrieron el engaño.

De acuerdo con la investigación correspondiente, los dos menores planearon desde el domingo un robo de cablería de cobre en una casa del puerto, por lo que se ausentaron de la escuela el día lunes; sin embargo, ya instalados en el predio citado planearon el supuesto secuestro.

Por la mañana, el niño de 11 años de edad salió de su casa para ir al colegio, al cual no acudió, pues se dirigió a casa de su amigo, a la que arribó a bordo de una bicicleta, llevando consigo una mochila y su teléfono celular.

En ese domicilio, detalló la dependencia estatal, el joven de 16 años mandó mensajes a la madre de su amigo para amedrentarla y pedirle la cantidad de dinero referida.

En el parte oficial, la Fiscalía no explica cómo descubrieron el engaño y ni la forma en que los menores infractores fueron ubicados.

 — NOTIMEX