19 de noviembre de 2013 / 05:40 p.m.

Monterrey.- Oficiales de Fuerza Civil detuvieron en las afueras de la Basílica de Guadalupe, en la colonia Independencia, a dos jóvenes, uno de ellos menor de edad, que en compañía de un niño de 10 años se dedicaban a robar veladoras del altar de San Juan Diego.

A plena luz del día, los supuestos ladrones fueron sorprendidos por varios feligreses que acudían a dejar alguna ofrenda a la Virgen de Guadalupe, y quienes pidieron la intervención de las autoridades.

Fue en el cruce de las calles Castelar y Jalisco donde los elementos preventivos capturaron a los dos jóvenes y al niño, cuando tenían en su poder dos cajas con más de 100 veladoras.

También tenían listas otras cuatro cajas con los referidos frascos de cera, junto al sitio donde comúnmente son colocadas esas ofrendas frente al pequeño altar de la Virgen y de San Juan Diego.

El mayor de edad fue identificado como Miguel Ángel García Juárez, de 23 años, quien era acompañado por Roberto y David, de 15 y 10 años de edad, respectivamente.

A ellos les aseguraron un “diablito” con el que acarreaban las piezas usadas, que presuntamente limpiaban y volvían a llenar de cera, para ofrecerlas en venta, ya recicladas, en las afueras del templo.

No se estableció si detrás hay más personas involucradas, ni tampoco se dio a conocer si el “trabajo” lo efectuaban en algún taller establecido.

Varias personas que asistían a la iglesia se percataron de la acción de los dos jóvenes y del pequeño, por lo que de inmediato avisaron a la tripulación de una patrulla de Fuerza Civil.

Por su parte y tras efectuar el arresto de los presuntos ladrones, los uniformados se preocuparon más por proteger la identidad de los inculpados, que por dar a conocer la forma en que se realizó el operativo.

Ayer por la mañana y durante la referida captura, el Municipio de Monterrey inició un operativo de prevención con elementos de Protección Civil en los alrededores de la Basílica.

Agustín Martínez