8 de mayo de 2013 / 04:05 p.m.

Una mujer hondureña, presuntamente dedicada al tráfico de menores, fue detenida por el Instituto Nacional de Migración, cuando trasladaba ilegalmente a ocho niños de esa nación centroamericana en complicidad con su esposo, de nacionalidad mexicana, en Chihuahua.

El INM informó que la detención de la mujer, identificada como Cristela Angelina García Murillo, de 45 años, fue asegurada por personal de la Delegación Federal del INM en Chihuahua, durante un operativo de revisión a autobuses de pasajeros.

Se presume que la mujer trasportaba ilegalmente a Estados Unidos desde el 2011 a menores hondureños.

""De los testimonios ofrecidos por menores rescatados en operativos anteriores, quienes la describieron a ella y a su cómplice, se obtuvieron datos para establecer el modus operandi de la pareja, que lleva por lo menos año y medio realizando este tipo de actividad ilícita"", detalló el INM en un comunicado.

Informó que los agentes migratorios detectaron a los ocho menores cuando viajaban aparentemente solos, en dos autobuses diferentes, hacia la frontera norte del país.

En un inicio, los niños dijeron que viajaban solos, pero posteriormente identificaron a García Murillo como su guía, e informaron que ella negoció el viaje con sus familiares en Honduras para trasladarlos a Estados Unidos y reunirlos con sus padres, previo pago de una cantidad de dinero que dijeron desconocer.

Los menores explicaron que durante el viaje la presunta traficante de personas les quitó su documentación y les entregó una Clave Única de Registro de Población (CURP) de México, para que se hicieran pasar por mexicanos.

Sin embargo, al ser interrogados por los agentes migratorios cayeron en contradicciones, y reconocieron ser de nacionalidad hondureña y viajar en compañía de García Murillo.

Los niños, cuyas edades fluctúan entre los 8 y los 17 años, quedaron bajo la custodia de Oficiales de Protección a la Infancia (OPI’s), grupo del INM especializado en la atención de menores migrantes, quienes verifican que el proceso de repatriación a su país se realice con respeto a sus derechos humanos.

Cristela Angelina García Murillo fue puesta a disposición del Ministerio Público de la Federación por violar la Ley de Migración, en la modalidad de tráfico de personas.

Redacción