7 de mayo de 2013 / 10:56 p.m.

Campeche • Un norteamericano y dos personas más, fueron detenidos por delitos contra el ambiente, después de cazar furtivamente diversas especies, protegidas y en peligro de extinción dentro de una Unidad de Manejo de la Vida Silvestre, ubicado en el municipio de Escárcega y propiedad del director del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Computo de Campeche, Ramón González Flores.

El pasado fin de semana, personal de la Subdelegación de de Recursos Naturales de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, realizó inspecciones en las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre, ubicadas en el municipio de Escárcega, como parte de las acciones de protección del Jaguar en el Sureste de México.

Al verificar en la UMA, “Silvituk”, propiedad de González Flores, en el municipio antes mencionado se encontró al cazador americano y dos campechanos en posesión de diversas especies que tenían dentro de una camioneta Ford, con matrícula de circulación del estado de Campeche.

A estas personas se les aseguró una nevera con una piel y carne de venado Temazate y de tres ejemplares de Hocofaisan, enlistada como especie amenazada en la NORM 059 y carne de un Coatí, capturado sin permiso alguno.

De igual manera se encontró una caja de cartón conteniendo copinas y pieles saladas, de Oso Hormiguero, y dos de Pecarí de Labios Blancos, que se encuentran enlistadas en la NORM 059 en estatus de peligro de extinción.

Además se encontraron dos copinas de Pavo Ocelado y tres más, junto con carne de Hocofaisan, estas dos especies en calidad de amenazadas en la NORM 059.

También se encontró una copina de Chachalaca, una piel de Pecarí de Collar, tres Coatí, Venado Temazate y una de Tepezcuintle, además de carne de estas tres últimas especies que aunque no están enlistadas dentro de la NORM 059, se requiere los permisos que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para su captura legal.

Por esta razón las tres personas fueron detenidas y puestas a disposición de la Procuraduría General de la República por delitos contra el ambiente junto con lo asegurado a quienes en las próximas horas se les resolverá su situación jurídica.

Cabe señalar que durante el operativo al menos dos ciudadanos norteamericanos se dieron a la fuga para evitar ser arrestados.

EDGAR ITCHE