15 de mayo de 2013 / 01:20 p.m.

Efectivos del Ejército mexicano detuvieron a cinco elementos de la Policía Preventiva del municipio de Zihuatanejo, por posesión de armas de alto poder, entre ellos dos fusiles AK-47 conocidos como “cuernos de chivo”, así como 23 cargadores, cuatro armas largas marca Pietro Beretta y una pistola nueve milímetros.

Los hechos ocurrieron en la colonia 24 de Abril, en la parte alta de esta localidad de la región de la Costa Grande del estado de Guerrero.

Por su parte, el coordinador de Seguridad Pública de esa municipalidad, Felipe de Jesús Pimienta Fernández, reconoció que los ocupantes de la patrulla 004 son elementos de la corporación a su cargo.

""Los dos fusiles AK-47 y los cargadores, no los reconozco como propios. Pero un fusil tipo Galil, calibre 5.56, así como las tres armas largas marca Pietro Beretta calibre 2.23 y una pistola, son propiedad de nosotros"", dijo en entrevista.

El funcionario manifestó que desconocía lo que estaban haciendo sus elementos, ya que este día ""fue muy agitado por la detención de una banda de secuestradores en un operativo"", explicó.

Se supo que aproximadamente a las 16 horas, efectivos del Ejército mexicano realizaban un patrullaje en el puerto de Zihuatanejo y al circular en las inmediaciones de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, pudieron observaron que un hombre se acercó de prisa a la patrulla 004 de Seguridad Pública y arrojó un estuche de guitarras al interior de la unidad.

Los militares persiguieron al desconocido, en tanto la patrulla también huyó del lugar, pero fue alcanzada hasta la colonia 24 de Abril en la parte alta, donde las fuerzas militares lograron detener a los uniformados, que no opusieron resistencia.

En esa colonia y dentro de la patrulla 004, se lograron asegurar cinco armas largas, una pistola y 23 cargadores para fusil AK-47, así como las armas de cargo de los policías y cartuchos de diferente calibre.

Fue más tarde que los policías municipales, así como las armas y la patrulla fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la Federación.

— JAVIER TRUJILLO