2 de abril de 2013 / 02:31 p.m.

Tras un enfrentamiento a tiros con elementos de la Policía Ministerial de Morelos, Luis Alberto Benítez Rodríguez, presunto co-jefe de zona del grupo delictivo autodenominado “Los Rojos”, fue detenido la tarde del lunes, en el municipio de Tlaquiltenango, al sur del estado de Morelos.

De acuerdo con información confirmada, Benítez Rodríguez de 25 años de edad y quien es hermano de Miguel Benítez Rodríguez y/o Miguel Ángel Benítez Ruiz, alias "El Chisto", jefe principal del mencionado grupo en la región y ya detenido hace unos días, fue asegurado a través de una orden de aprehensión obsequiada por un juez con base en la causa penal JCJ/017/2013 por el delito de tentativa de homicidio calificado.

Benítez Rodríguez fue detenido en las inmediaciones de la colonia Miguel Hidalgo, cerca de las cinco de la tarde, cuando transitaba en la carretera local Tlaquiltenango-Tlatizapan, a unos 60 kilómetros al sur-este de la ciudad de Cuernavaca. Viajaba a bordo en un vehículo tipo Chevy de la marca Chevrolet, con franjas negras en el cofre.

Las autoridades locales debieron buscarle en los municipios de Cuautla, Jojutla y Tlaltitenango para poderlo detener. Benítez Rodríguez forma parte –junto con su hermano- del grupo que jefatura el cartel de “Los Rojos” en la zona sur-poniente de la entidad, y cuya cabeza de mayor jerarquía es Antonio Miranda Román, conocido como “La Moña”, actualmente prófugo.

De acuerdo a las versiones de los participantes en los hechos, cuando fue abordado para ser detenido, del interior del vehículo se emitieron disparos contra los servidores públicos, lo que habría herido al mismo detenido quien presentó un rosón en el pómulo izquierdo.

Según información oficial, sobre Luis Alberto Benítez Rodríguez, pesa la orden de aprehensión por ya referidos, sin embargo, se sabe que también está relacionado con un sinnúmero de plagios, robo de vehículo con violencia en las carreteras del surponiente del estado, homicidio y extorsión (cobro de derecho de piso).

“"Para tal detención, la PM utilizó como último recurso el arma de fuego, sin que se registraran bajas”", indicó un vocero de la PGJ.

Al imputado se le decomisó una mochila color negro con gris, en cuyo interior llevaba cocaína en piedra, un arma de fuego tipo escuadra calibre .9 mm marca smith & wesson abastecida con 13 cartuchos útiles calibre .9 mm.

— DAVID MONROY | CORRESPONSAL