18 de agosto de 2013 / 12:47 a.m.

Oaxaca • La policía de Oaxaca detuvo a dos presuntos feminicidas de una curandera indígena y dos familiares suyas, a las que presuntamente antes torturaron.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, dependientes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Oaxaca, detuvieron a Javier José Mendoza Ávila "El Chihuahua" y a David Carlos Mendoza Ávila "El Pelais", contra quienes se giró orden de aprehensión por su presunta responsabilidad en el triple asesinato perpetrado en la comunidad indígena de Santa Cruz Nundaco, en la región Mixteca.

Los implicados, de acuerdo con la causa penal 144/2013 en que se basó el juez para expedir la orden de aprehensión, son acusados de homicidio calificado contra la curandera y médica tradicional Feria Ávila, de 73 años de edad; Estela Lázaro Feria, de 48, y Elizabeth Cruz Feria, de 18 años, así como de tentativa de homicidio calificado con premeditación y ventaja en agravio de un menor de edad.

De acuerdo con la PGJE, el pasado 16 de julio estos sujetos ingresaron al domicilio de las víctimas para reclamar la muerte de su madre, Constantina Juana Ávila Lázaro, causado supuestamente por una bebida envenenada proporcionada por la curandera.

Tras el reclamo, Carlos Mendoza golpeó en la cabeza a la también médica tradicional con una escopeta, mientras Javier Mendoza agredió con una tortilladora o prensa metálica a Benita Feria, a quien finalmente Carlos le disparó en la cabeza con un revólver.

La tercera mujer fue ultimada cuando intentaba salir del domicilio con un bebé de ocho meses y con una niña de ocho años. La menor sobrevivió a pesar de haber recibido un balazo en la cabeza y rescató al bebé y permaneció escondida hasta que los agresores se fueron.

En Oaxaca se han registrado 221 asesinatos de mujeres y al menos 20 desapariciones, en los últimos tres años. Organismos sociales recientemente se manifestaron en las calles para exigir: "ni una muerta más en Oaxaca".

ÓSCAR RODRÍGUEZ