26 de enero de 2013 / 04:48 p.m.

Monterrey.- Un grupo ligado a la delincuencia organizada y que tiene en su haber al menos 38 ejecuciones de integrantes de grupos rivales fue detenida por agentes de la Policía Ministerial, mediante investigaciones de uno de los casos registrados en la colonia Topo Chico.

Los detenidos son José Isidro Pérez Mata de 27 años, alias El Negro; Sergio Iván García Garza, de 23, apodado El Piwi; y José Roberto Martínez García, alias El Robertillo, de 18 años.

De acuerdo con la información oficial, la detención de los tres presuntos delincuentes se deriva del crimen que se registró el pasado 26 de diciembre en las calles de Treviño y Bustamante, de la colonia Topo Chico, donde fueron ejecutados dos sujetos y donde perdió la vida una mujer embarazada que no tenía nada que ver en asuntos de la delincuencia organizada.

Jorge Domene Zambrano, vocero del Gobierno de Nuevo León, dijo que José Roberto Martínez García tiene su domicilio en la colonia Topo Chico y era el encargado de investigar a las personas que se dedicaban a la venta de droga para grupos rivales de la delincuencia organizada, y posteriormente les avisaba a sus jefes, quienes los ejecutaban. Por otorgar esa información, supuestamente a él le pagaban mil pesos mensuales.

Cabe mencionar que dentro de las pesquisas, las autoridades lograron establecer que el sujeto que fue abatido en una vivienda en la zona norte cuando enfrentó a los agentes de la Policía Ministerial, es también parte del grupo de sicarios que fue presentado y que únicamente hasta el momento ha sido identificado como El Dengue.

Entre las ejecuciones de la banda de detenidos, está la de tres personas en la colonia Tampico, donde dejaron herido a un menor de edad, cuando sus padres fueron asesinados con armas de alto poder.

En tanto que en la colonia Genaro Vázquez, en la zona norponiente de la ciudad, habían asesinado a cuatro personas.

"Los integrantes de esta célula tienen influencia en actividades de venta de droga, cobro de cuota a comerciantes, secuestros y homicidios, principalmente en la zona norte, oriente y centro de Monterrey, según las investigaciones, estos sicarios estarían involucrados en al menos 38 homicidios en los que incluso privaron de la vida a personas ajenas a estos ilícitos", señaló Domene Zambrano.

Ahora los tres sujetos están bajo arraigo por ordenamiento del Ministerio Público en tanto se les investiga por otros hechos delictivos.

REDACCIÓN