Daniel Barquet 
17 de julio de 2013 / 02:45 a.m.

 

Mérida • En un operativo de efectivos de la PGR, Seguridad Pública estatal y municipales de Progreso, fueron detenidos 69 presuntos pescadores furtivos de pepino de mar, especie que está bajo veda y que alcanzó el precio de dos mil pesos por kilogramo en playa, de la cual se benefician más de 10 mil familias en la entidad.

Apenas el sábado pasado dos policías de fuerzas especiales fueron hospitalizados luego de ser repelidos por unos 150 pescadores armados con palos y piedras, lo que originó que el gobierno local solicitara apoyo federal para evitar acciones ilegales en las pesquerías.

Como parte de los operativos por desmantelar a una presunta mafia que promueve y captura el pepino de mar en la costa yucateca, elementos de la PGR, Secretaría de Seguridad Pública y Policia Municipal de Progreso detuvieron a 69 personas, todos ellos vinculados a esa pesquería.

De los pescadores detenidos, nueve de ellos tenían en su poder mariguana para su consumo.

El operativo mixto de instituciones federales, estatales y municipales de seguridad pública logró el desmantelamiento de tres campamentos en los manglares de este puerto, en donde salcochaban el producto para luego exportarlo a China, donde alcanza un precio superior al de la cocaína.

Luis Felipe Saidén Ojeda, titular de la SSP en Yucatán, informó que elementos y unidades del Ejército mexicano, Secretaría de Marina-Armada de México, Policía Federal, Fiscalía General del Estado y Secretaría de Seguridad Pública, reaccionaron hoy en relación con el zafarrancho ocurrido el sábado.

Como consecuencia de esa investigación, se aseguraron bombas molotov, antes de que pudieran utilizarlas, como lo hicieron el sábado pasado.

Otros nueve individuos, algunos procedentes de otros estados, fueron aprehendidos mar adentro en dos lanchas en las que llevaban sendas bolsas de mariguana y avíos propios para la captura del pepino, como compresores de oxígeno, visores y aletas.

Los detenidos con droga son Félix Dueñas Daniel, de San Luis Potosí; Fredy Armando Durán Canché, del Distrito Federal; Marco Antonio Hernández Ramos, Henry Ramos Gómez, José Luis Canela Barajas, Oliver Escudero Pimienta, los cuatro de Campeche, y los yucatecos Liborio Flores May, Andrés Yah Hu y Manuel Abelardo Parra Baltazar.

Los elementos de las fuerzas federales no utilizaron armas ni gases durante el operativo.