11 de mayo de 2013 / 03:19 p.m.

 Monterrey  • El actual regidor del municipio de Guadalupe por el Partido Acción Nacional, Humberto Leal, mencionó en entrevista para Milenio Radio, que el incumplimiento de la deuda a proveedores heredada de la administración pasada, llega a 301 millones de pesos en pasivos.

“Estamos hablando de la global de un mil 91 millones y los pasivos de los compradores que se recibieron son de 301 millones de pesos”, dijo.

Dentro de los primeros cien días de la vigente alcaldía, se percataron del desajuste financiero, pero el funcionario aseguró que ninguna persona tenía conocimiento del total.

Las deudas que se generaron durante el mando de Ivonne Álvarez, abarcan los servicios de Comisión Federal de Electricidad (CFE), Sistema Integral para el Manejo Ecológico y Procesamiento de Desechos (SIMEPRODE), así como a la clínica municipal y seguros de autos y de vida que incluyen a los empleados.

“Estamos hablando de cantidades relevantes que nos están afectando y podríamos hacer el doble en el trabajo de asistencia social en Guadalupe si no tuviéramos este tipo de deudas”, enfatizó.

Así mismo, Leal reflexionó sobre los gastos que se generaron debido al Huracán Alex (catástrofe a la que el estado de Nuevo León se enfrentó los pasados 1 y de junio de 2010), pero desconfió sobre el resto del adeudo.

“En el Congreso del Estado solicitamos a los diputados para que hicieran un exhorto en la Auditoria Superior para arreglar el asunto de los proveedores. El alcalde respondió que todo se veía normal, ahora resulta que no paga”.

Además, el regidor anunció sobre una probable reestructura para hacer frente ante este hecho y mencionó que el alcalde César Garza Villarreal debe actuar en consecuencia y rendir cuentas a los ciudadanos. Otra opción que el funcionario marcó sería fiable, es el del posible adelgazamiento de la nómina municipal, siendo la más alta en la historia de Guadalupe.

El representante de los ciudadanos finalizó al dirigir que la postura que él plantea va más lejos de un interés partidista, sino que a los habitantes se les tiene que responder.

 — REDACCIÓN