— EVA GÁNDARA
20 de septiembre de 2013 / 02:23 p.m.

Raúl Di Blasio conmemoró anoche junto a los regios la fundación de Monterrey.

El pianista se presentó en los bajos del Palacio Municipal durante la celebración del 417 aniversariode la Ciudad de las Montañas.

Tras una hora de retraso, el artista apareció en el escenario cuando las manecillas del reloj marcaban las 21:05, ante un público deseoso de escuchar sus melodías.

El tema “Penélope” fue el preámbulo de la romántica velada que se antojaba inolvidable.

Con su característico humor, el músico saludó al público que, pese a la mala organización del evento, disfrutó de las melodías del argentino.

“Un día un artista mexicano me dijo ‘Raúl, no hay escenario pequeño, todos son importantes’, pero para mí éste es el más importante porque le estoy tocando al verdadero pueblo de Monterrey”, fueron las primeras palabras del artista.

“Matrimonio de amor” y “Sueño imposible” continuaron en el gran repertorio del músico.

Vestido de pantalón negro, camisa blanca y su cabellera al viento, el pianista de 63 años no sólo recetó su música, sino que contagió a los asistentes de su buen humor.

Bajo el sonido “Por una cabeza”, Di Blasio hizo cómplice al público de su talento, las palmas de los asistentes lo acompañaron durante toda la melodía, dándole un toque por demás festivo.

Acompañado de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Nuevo León y tres de sus coristas, Raúl Di Blasio complació a sus admiradores con la romántica velada en la que tuvieron cabida canciones del cantautor Armando Manzanero, entre las que destacó “Cómo te extraño”.

Aunque muchos regiomontanos quisieron apreciar el talento del artista, hubo quienes no alcanzaron lugar, por lo que optaron por permanecer en los extremos del Palacio.

Para cerrar con broche de oro la velada, el pianista le dio vida al “Corrido de Monterrey”.