21 de marzo de 2013 / 12:52 a.m.

Más de 6mil aficionados felinos disfrutaron de una tarde incomparable, donde se festejó por adelantado el día del niño con shows, dinámicas y mucha diversión para toda la familia tigre.

Los chiquitines tigres se divirtieron en el parque de diversiones bosque mágico, sede por segundo año consecutivo del festejo para los reyes del hogar que simpatizan con los felinos.

Ni el mal tiempo que se sintió en la ciudad ayer frenó la pasión por los Tigres y una llovizna constante que nunca cesó fue parte del folclor del festejo a los niños por segundo año consecutivo del club Tigres.

Desde las 14:00 los incomparables comenzaron a llegar al parque de diversiones en donde su pase de entrada les incluyó un snack, refresco y palomitas además de un pase para poder presenciar el próximo viernes 5 de abril el entrenamiento de tigres en el estadio universitario.

A las 17:00 los libres y Lokos hicieron acto de presencia y con la batucada, trompetas y su ánimo característico comenzaron a cantar sus alimentos para tigres y con banderas adornaron la tarde.

"Nos estamos divirtiendo mucho, no importa la lluvia", comento, Leo Hernández, niño aficionado a tigres.

El cierre con broche de oro se dio a la 19:30 cuando unos juegos pirotécnicos anunciaron el cierre del día del niño incomparable preparado por la directiva felina para toda su afición.

"Lo mejor fue poder convivir con toda la afición de tigres. Es muy bueno que el equipo organice este tipo de eventos y festejen a los niños incomparables", dijo Juan Rodríguez, padre de familia aficionado Tigre.

"No la lluvia nos detiene, llueva tiene o relampaguee aquí estamos apoyando a tigres y fue un gran evento y muy bonito parque", dijo David López, aficionado felino.

Diego Medina