6 de septiembre de 2013 / 01:01 a.m.

Monterrey • Los ex oficiales que pretenden demandar al municipio de Monterrey por estar inconformes con su finiquito y pensión, serán escuchados por la actual administración municipal, aceptó la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes.

No obstante, Arellanes recalcó en recordar que: el acuerdo fue con una administración anterior, ellos aceptaron las condiciones y eso consta en las firmas que rubricaron en los acuerdos con el Municipio.

La edil regiomontana aclaró que desconoce si las demandas que presentarán a través de la Asociación de Jubilados y Pensionados de Tránsito de Monterrey tiene validez jurídica y si se presentarán en tiempo y forma, pues eso lo definirá la autoridad que las reciba.

"Sería atención especial, motivo de análisis jurídico que tendríamos que ver, pero sí, no es una situación que se haya generado en esta administración, porque hemos sido muy cuidadosos y muy puntuales para que no se de esta situación", aclaró Margarita.

Especificó que el caso de estos oficiales, algunos de los cuales podrían tener más de veinte años de haberse jubilado, fue en otras administraciones, por lo que es totalmente ajeno a la actual.

"En este caso, este grupo de personas llegaron a un acuerdo en una administración anterior, firmaron de conformidad su separación laboral activa, sí es muy importante distinguir esto, porque en el proceso que hemos llevado de depuración y que hemos llevado trámite, buscamos evitar todo tipo de conflictos".

Incluso, dijo Arellanes Cervantes, se han atendido casos especiales, como algunos oficiales que tienen enfermedades crónicas, a quienes se les buscó que no perdieran el servicio médico.

Los casos que ha atendido la actual administración son por pérdida de confianza, dado que son elementos que no aprobaron las pruebas de control, mientras que los ex oficiales que anunciaron la demanda se jubilaron en su momento.

Los ex agentes de Tránsito anunciaron que demandarían al municipio porque al momento de retirarse se les dio un finiquito que no correspondía al de ley, y su pensión es menor a la que le corresponde por el salario que percibían.

Aceptaría apoyo de ex agentes en vialidad

Por otra parte, el municipio de Monterrey está dispuesto a escuchar la propuesta que tienen los oficiales de Tránsito jubilados que ofrecen apoyar en ciertos cruceros donde existen problemas de vialidad, pero habrá que ver si la normativa lo permite, dijo la alcaldesa regiomontana.

En principio, no podrían actuar como agentes de Tránsito, ni tendrían autoridad para multar, porque eso implica obtener un aval de control y confianza, y deberían someterse a pruebas.

Pero al saber que se trata de un proyecto ciudadano, Arellanes Cervantes no descartó aceptar el apoyo para que estos ex oficiales dirijan el tráfico en horas pico.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL