19 de febrero de 2013 / 12:10 a.m.

Ante la falta de resultados del equipo, el defensa de Santos Laguna, Iván Estrada, reconoció tener vergüenza deportiva, pues como jugador sabe que ha quedado a deber, aunque negó tener una deuda con la afición.

"La deuda es con nosotros mismos, la afición tiene que sentirse parte del equipo siempre, en las buenas y en las malas. Últimamente hemos dado muchas buenas y debe estar feliz por eso, pero nosotros nos tenemos que brindar, por respeto a nuestra profesión", dijo.

"A los aficionados les debemos respeto porque pagan un boleto y sacrifican muchas cosas, por eso tratamos de darles el mejor espectáculo, pero no siempre salen las cosas. Ojalá que contra América dé su apoyo y les podamos regalar una victoria", dijo.

Por su parte, el lateral derecho se refirió a su rival del próximo viernes dentro de la octava jornada de la Liga MX, el América, del que dijo que se trata de un atractivo diferente y miran en él, la suma de tres puntos.

"Es un atractivo diferente por lo que representa, pero para nosotros son sólo tres puntos ante un rival muy complicado y que está jugando muy bien. Viste jugar contra ellos, porque atrae a mucha gente, si salimos con el pie derecho, será el inicio de un repunte", señaló.

Notimex