29 de septiembre de 2013 / 01:34 a.m.

Alex Rodríguez considera "una enorme carga" el tener que enfrentar una suspensión por 211 juegos, resultante de la pesquisa de la organización de Grandes Ligas a la clínica Biogenesis, acusada de distribuir sustancias dopantes.

El tercera base de los Yanquis de Nueva York añadió que está listo para afrontar "sin rodeos" la audiencia de arbitraje de su apelación, que comenzará el lunes.

Rodríguez está con los Yanquis este fin de semana, aunque no espera jugar nuevamente esta temporada debido a malestar en las piernas.

Señaló que aguarda con ansiedad el inicio de la audiencia ante el juez de arbitraje Fredric Horowitz, y afirmó que planea estar ahí todos los días. Horowitz ha programado sesiones para los cinco días laborables de la semana próxima.

"Estoy peleando por mi vida y todo mi legado", dijo A-Rod. "Sí, estaré ahí".

Rodriguez fue suspendido por Grandes Ligas el 5 de agosto, día que volvió a jugar, tras someterse a una cirugía de cadera. Se había ausentado también por una lesión de cuadríceps, sufrida durante un programa de rehabilitación en las ligas menores.

El astro eludió la pregunta de si consideraría una victoria el que se redujera su suspensión o si sólo estaría satisfecho si todo el castigo se revocara.

"No voy a meterme en eso", dijo. "Ya les dije a ustedes, hace un mes y medio, que no voy a hablar de esto durante la temporada. Sólo les estoy dando algo de color para sus historias, pero no voy a hablar de cuáles son o no mis expectativas".

Aseguró que hablará del caso a detalle en algún momento que no especificó.

"Evidentemente, éste será un proceso arduo de principio a fin", dijo. "Escucharán toda la historia cuando llegue el momento adecuado para mí, y no ahora".

El jugador de 38 años tiene promedio de bateo de .244 con siete cuadrangulares y 19 carreras producidas en 44 juegos de esta campaña y está a seis jonrones de empatar el récord de 660 de Willie Mays para ocupar el cuarto lugar de todos los tiempos.

De lograrlo, quedaría sólo debajo de Bary Bonds (762), Hank Aaron (755) y Babe Ruth (714).

AP