5 de enero de 2013 / 06:12 p.m.

El director técnico de Real Madrid, José Mourinho, dejó en claro que ninguno de los jugadores del plantel Merengue es indispensable porque el éxito se basa en lo colectivo, sin dejar de reconocer que el nivel de cada uno es de lo mejor.

Para el portugués todo lo que se ha dicho desde que dispuso dejar en banca al arquero Iker Casillas en el choque frente a Málaga el 22 de diciembre ya le cansó y explicó que para bien del equipo madridista no es bueno que los futbolistas se sientan seguros en su puesto, de ahí que haya dado minutos de juego a Antonio Adán.

"Todos los puestos son de confianza. No sólo el de la portería. Es fundamental para jugadores, no sólo parar el portero. Normalmente la confianza tiene traducción en el rendimiento, pero del mismo modo la competitividad es un aspecto no menos importante e intentaremos encontrar este punto de equilibrio", mencionó en conferencia de prensa.

Sobre el mismo punto añadió que "estar en zona de confort permanente no es bueno. Mis jugadores y mis porteros siempre son los mejores. En mis inicios la gente se reía en Portugal cuando decía que mis jugadores eran los mejores. Siempre ha sido así y ahora no va a cambiar".

El estratega mantiene el suspenso sobre quién saldrá como titular en la portería para el juego de mañana frente a la Real Sociedad por la fecha 18 de la Liga de España, pero sí aseguró que quien tenga actividad no lo hará el miércoles en el choque de "vuelta" de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante Celta de Vigo.

"En la portería ni ellos saben quién va a jugar. Lo único que puedo decir es que el que juega mañana no juega el miércoles (en Copa ante el Celta)", expresó el lusitano.

Sobre el regreso del atacante argentino Gonzalo Higuaín, tras dos meses de lesión en isquiotibiales, Mourinho se mostró satisfecho ya que es alguien que aporta goles y, sobre todo, hace buena competencia con el francés Karim Benzema para que ambos mejores su nivel.

"Han sido muchos partidos sólo con Benzema. Su vuelta es importante para la competitividad entre los dos, porque mejora jugadores importantes para el equipo y porque Higuaín significa goles".

Respecto a la Liga donde el Real Madrid es tercero de la tabla a 16 puntos por detrás del líder Barcelona, por lo que el título se ve complicado, José Mourinho hizo ver que jugarán como si fueran líderes, sin restar importancia a la competición.

"No la utilizaré (a la Liga) para hacer cambios. Voy a jugar como si estuviéramos líderes o a pocos puntos. Sin pensar en otras competiciones, pensaré partido a partido. No es banco de pruebas ni espacio de descanso para nadie".

Finalmente espera para el duelo de mañana a un cuadro de la Real Sociedad creando peligro ya que juega sin presión por el hecho de no estar en zona de descenso, aunque espera la victoria de los suyos en el Santiago Bernabéu.

Notimex