22 de octubre de 2013 / 12:18 a.m.

Monterrey.- Por necesidad dos mujeres aprovecharon la oportunidad de ganar un sueldo a través del programa de empleo temporal de la Secretaría de Desarrollo Social, sin embargo luego de trabajar cuatro semanas pintando casas no han recibido el pago completo.

Paula Alvarado Verástegui y Francisca Araiza Rocha, habitan en Fomerrey 113, en septiembre una líder de la colonia a quien identificaron solo como Rosalba, las motivó a participar; firmaron un contrato y recibieron el pago de $768 pesos por la primera semana.

Sin embargo continuaron laborando y el cheque de la segunda, tercera y cuarta semana no ha llegado, refirió la señora Paula.

 “Son tres semanas y siempre es lo mismo, nada más nos dicen que vayamos con Rosalba y total una y otra se avientan la paleta. Nos pagaron una semana y nos deben tres, nos dicen que ya”, indicó.

Al acudir a las oficinas de SEDESOL, ubicadas en el condominio Acero les dijeron que no están inscritas en el programa por lo cual se sienten engañadas.

“Ella nada más nos hizo que firmaramos una hoja que era como el contrato, nos llegó un cheque y queremos saber por qué nos dicen que no estamos en el programa si ya nos llegó un cheque y ahora dicen que no estamos en la nómina”, dijo.

En las cuatro semanas pintaron ocho casas que les tocaban y la líder del grupo las hacía pintar una más. De eso tienen fotografías que presentan como prueba sin embargo no les son válidas ante la dependencia federal.

“Lo trabajamos y por eso lo peleamos, lo único que queremos es que Sedesol nos pague”, exigió.

El adeudo que refieren asciende a los 2 mil 300 pesos y aunque les dijeron que el contrato sería por tres meses ellas solo quieren que les paguen lo que trabajaron.

Aseguraron que en esta situación están 12 personas, entre las que se encuentran adultos mayores y madres solteras que requieren del dinero para poder salir adelante.

Sandra González