19 de marzo de 2013 / 12:40 a.m.

Ciudad de México.- El Sexto Tribunal Unitario Penal del Primer Circuito en el Distrito Federal libró una nueva orden de aprehensión contra Napoleón Gómez Urrutia, la cuarta en los últimos seis meses, "por existir datos que acreditan suficientemente el cuerpo del delito, así como su probable responsabilidad penal" en el desvío de los 55 millones de dólares del fideicomiso minero F/9645-4.

Al mismo tiempo, en su Resolución, el Magistrado del Tribunal ordena girar oficio a la Policía Federal Ministerial de la Procuraduría General de la República para que proceda a la inmediata localización y captura del dirigente minero e internarlo en el Reclusorio Varonil Oriente para que lo ponga a disposición del juez federal de la causa, a fin de que rinda su declaración preparatoria y se resuelva su situación jurídica.

Esta orden de aprehensión reitera la presunta responsabilidad de Gómez Urrutia y cómplices en el desvío ilegal de los recursos del Fideicomiso Minero: los 55 millones de dólares que estaban destinados a distribuirse entre los trabajadores sindicalizados pertenecientes a las secciones del gremio minero vinculadas al Grupo México. Esta malversación configura un delito federal previsto el artículo 113 bis de la Ley de Instituciones de Crédito, que no le da al indiciado el derecho a libertad bajo fianza.

Juan Carlos Pérez, presidente de la Cooperativa Veta de Plata, la cual agrupa a la mayoría de los trabajadores mineros defraudados, precisó que el 18 y 25 de septiembre, así como el 15 de diciembre de 2012, el mismo Tribunal Unitario dictó tres órdenes de aprehensión en contra del dirigente minero al confirmar la solidez de las pruebas que pesan en su contra por la malversación del millonario fondo minero y que esencialmente señalan la ruta del dinero desviado a cuentas personales y familiares en el extranjero, según lo estableció la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP.

El cooperativista refirió que, incluso, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje resolvió en Laudo de mediados del mes de febrero pasado, después de siete años de litigio, condenar al Sindicato Minero a hacer efectivo, a favor de los actores el derecho a beneficiarse de la distribución proporcional y equitativa de 54 millones 84 mil 479 dólares fideicomiso minero; los restantes 915,521 dólares faltantes se refiere a la comisión del fiduciario. Le ordena repartir también los intereses y dividendos que hubiera generado del 3 de marzo de 2005 a la fecha. "Con esta Resolución se ratifica la presunta malversación de los 55 MDD por parte de Napoleón Gómez Urrutia", subrayó.

Como es sabido, Napoleón Gómez Urrutia, quien el mes de febrero pasado cumplió 7 años prófugo de la justicia y refugiado en la ciudad de Vancouver en Canadá, solicitó y obtuvo del gobierno canadiense el estatus de Residente Legal en ese país. Repetidamente el gobierno de México ha solicitado la extradición del secretario general del sindicato minero, quien ha hecho públicos los apoyos políticos de que goza en diversos sectores obreros y partidistas de ese país.

REDACCIÓN