9 de abril de 2013 / 06:36 p.m.

El juez mixto de primera instancia con sede en Zacoalco de Torres dictó auto de formal prisión en contra del ex alcalde de Villa Coronaluego que se encontraron elementos suficientes para sujetarlos a proceso penal, por la presunta responsabilidad en el delito de secuestro agravado.

Agentes de la Fiscalía General detuvieron al ex edil y a su hijo y lo pusieron a disposición del juez mixto de primera instancia quien les iniciará formalmente el proceso penal.

Padre e hijo deberán responder por los hechos en que murieron Carlos Francisco Miranda Zárate y Gustavo Adolfo Calderón Hernández, de entre 25 y 30 años de edad, cuyos cuerpos fueron exhumados el pasado 22 de mayo de 2012.

En el caso del ex alcalde se estableció que él ordenó a policías municipales que dejaran la comandancia en donde tenían detenidos a dos jóvenes e iban a pasar por ellos. Lo cual ocurrió posteriormente, ya que un grupo armado arribó al lugar y se llevó a los dos individuos, que posteriormente fueron localizados muertos.

De acuerdo a declaraciones de los arraigados, el hijo del ex edil presuntamente se mantuvo al pendiente de que las indicaciones que dio su padre fueran cumplidas y estuvo presente en la comandancia para preguntar por los detenidos y presenció el momento en que el grupo armado se llevó a los ahora fallecidos.

Luego de realizar las primeras investigaciones, los cuerpos de las víctimas fueron localizados enterrados en un predio denominado La Tabla, junto al camino a La Cofradía, a unos 500 metros de la carretera a Barra de Navidad, en el municipio de Cocula, en una fosa clandestina, cada uno presentaba una herida de bala en la cabeza.

El hallazgo de los cuerpos se efectuó al investigar a Carlos Fuentes Bravo, ex policía municipal de Tala quien dio información que los hombres habrían sido asesinados aproximadamente el 22 de febrero de 2012.

Redacción