SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS
3 de junio de 2013 / 05:48 p.m.

Guadalupe• El DIF de Nuevo León aseguró que los casos de violencia familiar han tenido una ligera disminución y el promedio de atenciones al año se ha mantenido en los últimos cinco, aunque las estadísticas del Semáforo del Delito de los últimos meses marcan lo contrario.

En las evaluaciones mensuales, los organismos intermedios y cámaras empresariales han señalado que el repunte en este indicativo es un problema grave, aunque el director de Protección al Menor y la Familia, Alejandro Morton Martínez, señala lo contrario.

Alrededor de 3 mil 500 casos de violencia familiar es el promedio de atenciones que registra la dependencia estatal.

“Los datos se han mantenido uniformes, se reciben alrededor de 3 mil 400 ó 3 mil 500 reportes en el transcurso del año, de esa cantidad de reportes hay necesidad de separar aunque sea provisoriamente alrededor de mil 200 ó mil 300 niños en el transcurso de un año”, dijo.

Por su parte, el director del DIF Nuevo León, Ramón Carrales Batres, señaló que los programas de prevención y asesoría a las familias se han reforzado.

“Nos damos cuenta que día con día se siguen suscitando este tipo de cuestiones, aquí lo que nosotros nos hemos dado a la tarea es de seguir promoviendo los programas de fortalecimiento familiar porque si bien este tipo de violencia o maltrato no es algo que se dé de un día para otro, por eso invitamos a las familias a prevenirlo… y en aquellos casos donde se ha generado, a que hagan el reporte la familia, los vecinos”, dijo.

Esto lo señalaron tras la inauguración de un curso de capacitación denominado “Encuentro de Modelos de Atención a la Infancia y a las Familias”, que recibieron los trabajadores sociales de la UANL.