17 de abril de 2013 / 11:28 p.m.

Aún cuando restan tres duelos para concluir la presente temporada, en la que el cuadro tiene pendiente la salvación definitiva, el delantero del Puebla de La Franja, Matías Alustiza, manifestó su molestia por la poca actividad que ha tenido en la Liga, razón por la que al terminar su contrato, es casi un hecho que dejará a la institución camotera.

"Sí, la verdad está muy difícil que me quede, no he jugado mucho, la verdad que no me he sentido bien, ya estuve hablando con la gente que tenía que hablar, pero bueno, todavía quedan tres partidos, queda algo muy importante que es salvarnos del descenso, una vez que termine eso, seguramente me sentaré a hablar con mi representante, con la gente del club para ver qué va a pasar".

El ariete argentino fue claro al decir que todo pasa por los pocos minutos que ha tenido como titular con la institución, sobre todo en el presente campeonato, ya que dijo sentirse muy contento con la plaza y con el trato que le ha brindado la afición, por lo que ahora su compromiso está en cumplir con el equipo en los partidos que tienen por delante.

"La verdad es que me gustó mucho el futbol mexicano, estoy muy contento con la ciudad, aquí el equipo me ha tratado muy bien, de la hinchada la verdad es que no tengo nada qué decir, me han hecho sentir muy bien, me han tratado muy bien, me lo han demostrado en los partidos, pero cuando uno no está bien en el club, en lo futbolístico que es donde uno tiene que estar bien, la verdad que cuando termine el torneo hablaré con mi representante, ya lo hice con mi familia, así que vamos a ver qué pasa, primero tengo que pensar en estos tres partidos, ojala nos podamos salvar del descenso".

Insistió que al día de hoy no ha sostenido reunión alguna con la directiva del cuadro blanquiazul, lo que tendrá que hacer llegado el momento para resolver su situación contractual, con la confianza de que lo mucho o poco que le den para contribuir, lo hará buscando el mismo objetivo que el resto hasta el final.

Edgar González