14 de octubre de 2013 / 01:44 p.m.

Si el Monterrey aún quiere aspirar a una clasificación a la Liguilla tendrá que hacer algo que en los últimos tres años no ha sido capaz: vencer al Santos en el TSM.

Con una pobre cosecha de 13 puntos de 39 posibles y ubicados en el décimo tercer puesto de la tabla de posiciones, los Rayados del Profe José Guadalupe Cruz tendrán que cerrar con una marca perfecta ante Santos, Jaguares, Veracruz y Guadalajara para pelear en el último suspiro por colarse a la Liguilla.

Su primer reto es el equipo de la Laguna. Ante los Guerreros en su territorio, los Rayados han sido incapaces de vencerlos en sus últimas 6 visitas, dos de ellas en partidos de Finales en las últimas dos ediciones de la Concacaf Liga de Campeones.

Aunque cabe aclarar que en la edición del 2012, el Monterrey no necesitaba del triunfo para lograr el entonces bicampeonato. Así que son su derrota de 2-1, celebró en el TSM tras superar al equipo de la Comarca por 3-2 en el marcador global.

En sus otras cinco salidas a Torreón, el Monterrey ha fracasado en su intento por ganar. Perdió por 1-0 el juego de fase regular del torneo anterior y la Final de vuelta del Clausura 2012 por 2-1, así como la Final de ida del Apertura 2010 por 3-2. Y empató 0-0 en la Final de ida de la Concachampions 20013 y también en fase regular del Clausura 2012 por 1-1.

Es decir, en sus últimas seis visitas registra cuatro derrotas y dos empates. Su última victoria en el TSM la consiguió en fase regular del Apertura 2010 por marcador de 2-1. En aquella ocasión por Rayados marcaron Humberto Suazo y Osvaldo Martínez y por Santos descontó Christian Benítez, que en paz descanse.

El Monterrey necesita volver a ganar en el territorio del Santos, que con un juego menos acumula 23 puntos y marcha en cuarto lugar general. Además, es el segundo mejor local del torneo. El único rival que le ha venció es el campeón vigente y líder general del torneo, el América.

Por su parte, Rayados está ubicado en el lugar 14 de mejor visitantes, producto de un triunfo, un empate y cinco derrotas.

Jaime Garza