16 de enero de 2013 / 03:11 p.m.

Monterrey  Los policías de Santa Catarina siguen en calidad de arraigados, pues su versión de los hechos sobre la noche del 12 de enero cuando le quitaron la vida a un joven universitario se contraponen con las de la sobreviviente de los hechos, confirmó el procurador de Justicia, Adrián de la Garza Santos.

Detalló que para despejar cualquier duda se hará en breve un análisis de trayectoria de los proyectiles, como parte de la investigación.

“Faltan pruebas periciales para poder corroborar quiénes fueron los que dispararon, corroborar la versión de ellos (los policías) sobre cómo fue la trayectoria de las balas, de los vehículos, para así poder consignar el asunto”.

Este martes se dio a conocer que el joven Adrián Javier González Villarreal recibió al menos 20 disparos con armas de distintos calibre.

Los elementos Arsenio Pérez Pérez, Leonardo Martínez Santos y Basilio Manuel Cruz, arraigados en estos momentos, alegaron que realizaban una investigación en respuesta a una supuesta llamada de auxilio que realizó un vecino del sector, a quien aparentemente habían asaltado en su domicilio.

“Ellos dicen que el vehículo se dio a la fuga, que posteriormente se para de imprevisto y abre las puertas como si fueran a disparar”, dice

Y continúa: “Sin embargo, también hay versiones de la mujer que quedó herida y que distan un poco de esa versión, para eso es que el Ministerio Público solicitó el arraigo, poder hacer un examen de trayectorias y poder identificar exactamente qué fue lo que pasó”, dijo.

El procurador dijo que ya existen protocolos para el uso de las armas en las corporaciones policiacas y se analizará si estos elementos siguieron lo establecido o si incurrieron en fallas.

El titular de la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura, Jorge Domene Zambrano, declaró en entrevista para MILENIO Radio con Azucena Uresti, que la pareja de jóvenes era inocente y dijo que el incidente se trató de una confusión por parte de los policías.

“Ya quedó claro que ninguno de los dos tenía antecedentes penales. No había armas en el vehículo y tampoco había algún indicio de droga”, comentó el también vocero de Seguridad del Gobierno del Estado.

Explicó que las investigaciones periciales se encargarán de esclarecer si los tres oficiales dispararon o si sólo fueron uno o dos de ellos.

“Las investigaciones van a determinar el tipo de delito y la gravedad de la falta por parte de los oficiales”, dijo.

En su declaración, los policías de Santa Catarina afirman que el vehículo era sospechoso, por lo que le marcaron el alto, pero éste arrancó y fue por eso que se iniciaron los disparos.

Sin embargo, la declaración de Gladys Soto relata que la pareja se asustó al ser perseguida por una patrulla, por lo que su novio aceleró.

Domene puntualizó que cualquiera que fuese el caso, la acción de disparar no fue apropiada y agregó que González Villareal recibió más de diez disparos, de los cuales se esperan obtener mañana los resultados de la balística.

— DANIELA MENDOZA