8 de octubre de 2013 / 05:55 p.m.

Juan Manual Márquez, boxeador de 40 años, si bien es cierto que su apodo es dinamita, sus últimas peleas no carecen de pólvora.

Y es que el veterano de mil batallas presume de haber enfrentado a grandes oponentes como Manny Pacquiao, en cuatro ocasiones, Floyd Mayweather Jr. , y ahora este sábado se medirá a Timothy Bradley en Las Vegas.

Pero lamentablemente para Márquez, decisiones extra ring han manchado algunas de sus peleas, sobre todo en los cuatro episodios contra el ‘Pac Man’.

Fue en el 2004 cuando se llevó a cabo el primer capítulo de esta ‘novela’. La polémica pelea terminó en un empate, pues las calificaciones fueron 115-110 para Márquez, 115-110 para Pacquiao, y 113-113.

Sin embargo, uno de los jueces de la noche, el que marcó el combate 113-113, admitió más tarde que cometió un error en las tarjetas, por lo más de uno quedó inconforme con el resultado.

 Cuatro años después, en el 2008, se dio la revancha donde Márquez defendió su título. Lamentablemente para Márquez perdió el campeonato de peso superpluma con Pacquiao a través de una controvertida decisión dividida.

Y es que en el tercer asalto, el Pac Man derribó al Dinamita, lo que resultó ser la diferencia en la decisión ya que los asaltos restantes estuvieron igualados.

365 días después, en el 2009, Juan Manuel Márquez pasó al peso welter y peló contra el estadounidense Floyd Mayweather Jr.

Ambos tenían que marcar 144 libras pero Márquez pesó 142 libras y Mayweather 146 libras, incurriendo en una sanción económica por estar 2 libras por encima del peso marcado, con lo que Dinamita tuvo que subir de peso.

Money derrotó a Márquez por decisión unánime aunque muchos replicaron que Mayweather no pudo terminar con Márquez por nocaut, por lo que al público le generó una vez más ciertas dudas.

En el 2011, una vez más en Las Vegas, el tercer capítulo de la batalla Márquez-Pacquiao continuó. Quizá la pelea fue más polémica que las dos anteriores. Y es que a pesar de terminar en favor del filipino, para muchos expertos y medios de comunicación la pelea fue un robo.

Y es que tras cuatro rounds, que fueron muy parejos, el mexicano se mostró muy superior al mejor boxeador libra por libra del momento. Diversos medios aseguraron ver una victoria de Márquez o por lo menos un exagerado triunfo de Pacquiao.

Por fin en diciembre del 2012 llegó el desenlace de una larga guerra, Dinamita ya no quería saber nada de los jueces por lo que buscó el nocáut para evitarlos. Tras asaltos muy parejos, fue en el sexto cuando Márquez logró noquear al filipino, cayendo éste a la lona donde quedó inconsciente.

Este sábado en el mismo campo de batalla, Márquez irá a la guerra cuando se mida a Bradley, donde también tratará de terminar rápido con un nocáut para evitar la polémica que lo ha perseguido durante los últimos enfrentamientos.

Saúl Rodríguez