3 de diciembre de 2013 / 04:32 a.m.

Aunque los inminentes movimientos que se avecinan de cara al 2014 generan incertidumbre en el seno rojinegro, el cambio de dueños dibuja una sonrisa en algunos jugadores, sobre todo en los que sienten seguro su lugar dentro del plantel. Ahora que el club tiene finanzas sanas, sabrán lo que se siente cobrar su sueldo en tiempo y forma.

Tal es el caso del defensor Facundo Erpen, quien recibe con los brazos abiertos a la gente de Grupo Salinas y a los cambios que a su parecer, serán para bien del equipo.

"Cada trabajador cuando llega el fin de mes recibe lo que hizo durante 30 días, no sólo en el futbol, sino en todos los aspectos de trabajo. En la parte de nosotros pasaban bastantes días y no encontrábamos esa respuesta, pero con esta nueva gente que se hizo cargo del club no hay problemas en lo económico. Vamos a tratar más que nada pensar en la parte deportiva y cambiar los objetivos, que sean rápidos.

"Todo cambia y es cambio para bien, si no, no habría cambio. Sabemos que la parte económica se saldaría, no vamos a estar pensando en esa parte, vamos a estar pensando en la parte deportiva y en que este torneo sea lo mejor para nosotros", declaró.

Aunque dijo respetar el trabajo del técnico José Luis Mata, el regreso a Colomos de Tomás Boy emociona al argentino. Adelanta que los Zorros tienen como objetivo olvidarse del descenso y comenzar a perseguir metas grandes.

"Estamos conscientes de que tenemos una brecha corta en el tema del descenso. Haciendo un muy buen torneo podemos deshacernos de ese tema. Lo que es bueno es jugar con objetivos de campeonar, como nos pasó en la Copa. Tenemos que cambiar los objetivos a corto plazo.

"Se habla de técnicos que fueron importantes en la institución, el último fue Tomás Boy, que clasificó a la Liguilla después de mucho tiempo a un equipo que peleaba el descenso. Hizo un torneo de 32 puntos. El equipo merecía más que el partido contra Santos".

REDACCIÓN