4 de junio de 2013 / 11:35 p.m.

Martín López Cisneros, indicó que en los municipios de Guadalupe y Escobedo se cuenta con espacios amplios y con trabajos en orden, muy diferente a lo que ocurre en ayuntamientos panistas.

 

San Nicolás de los Garza.- • Las malas condiciones en que opera el módulo de Sedesol en San Nicolás se dan exclusivamente en los municipios panistas, lo que habla del sesgo partidista que tiene la dependencia federal, sin importarle el perjuicio que les trae a los adultos mayores, que nada de culpa tienen, aseveró el diputado federal Martín López Cisneros, tras constatar las malas condiciones en que se atiende dentro del Programa 65 y más.

Aclaró que ha visitado todos los 13 módulos de la entidad, para ver las condiciones, y encontró que en los de Guadalupe y Escobedo, municipios priistas, Sedesol se instaló en locales amplios, ventilados, con clima, y trabaja con un orden.

En cambio, en los que son gobernados por el PAN, como Monterrey y San Nicolás, prácticamente los tienen a la intemperie.

Es en San Nicolás donde existe el mayor número de adultos mayores, y pese a ello, las condiciones en que se llevan a cabo los trámites son indignas, aseveró el legislador, quien adelantó que pedirá una reunión con el delegado de Sedesol en la entidad, Pablo Elizondo García, para encontrar una solución conjunta a este problema.

“Esto no sólo sucede en San Nicolás, también sucede en Monterrey, donde son municipios panistas, vemos que realmente tiene un sesgo partidista”.

En Guadalupe, por ejemplo, Sedesol consiguió un gimnasio municipal donde los adultos mayores esperan con comodidad a que les toque su turno. Es un lugar amplio y cómodo, incluso con fácil acceso por transporte urbano.

Aclaró que habló con el alcalde de San Nicolás, Pedro Salgado Almaguer, quien le externó que hay disposición para prestar algún local municipal para que Sedesol lo utilice, a fin de que los adultos mayores nicolaítas estén cómodos y sean tratados sin problemas.

“Vemos que hay muchos espacios en el municipio de San Nicolás, que bien pueden ser utilizados para este fin, lo vemos en Guadalupe, en donde se facilitaron espacios muy amplios”.

En cambio, en San Nicolás los tienen bajo el sol, sin un lugar donde sentarse y en condiciones que dan pena. Incluso la infraestructura de los locales no es la adecuada.

En el otro módulo, por ejemplo, sobre la avenida Diego Díaz de Berlanga, existe una entrada que tiene un tubo al final, que obstruye el paso de la gente.

Citó el caso de Santa Catarina, donde encontraron que el cielo falso del local está en mal estado, con agua sucia en un estanque, además de que estacionan vehículos sobre las rampas de acceso para los minusválidos.

FRANCISCO ZÚÑIGA