21 de febrero de 2013 / 07:02 p.m.

Monterrey • El diputado local de la CROC, Alberto Serna de León, advirtió que dentro del mismo PRI hay grupos interesados en desestabilizar los programas sociales para que le vaya mal a la administración encabezada por Rodrigo Medina.

"El propósito es pavimentar el camino rumbo al proceso de renovación de la gubernatura y creo que han equivocado sus estrategias por traicionar a su propio instituto político", indicó.

Entrevistado en el comité estatal del Revolucionario Institucional, a diferencia de los otros legisladores que se han mantenido callados aún cuando conocen y ubican muy bien a esos grupos, se pronunció en contra de esas actitudes.

Dijo que pese a ello, como los panistas que censuran todos los programas sociales con el fin de cómo se dice en el vocabulario popular, "para llevar agua a su molino", el gobierno de Rodrigo Medina está fuerte, y eso les molesta.

"Hacemos un llamado a los interesados en desestabilizar la política social del gobierno de Nuevo León a que recapaciten pues están equivocando de método, y los programas sociales están dando resultados", subrayó.

Además sostuvo que son programas para el beneficio de los habitantes de Nuevo León.

"Creemos que la postura que están asumiendo los diputados del Partido Acción Nacional, al dar marcha atrás al recién aprobado incremento del tres por ciento en el ISN, obedece a que quieren volver a conquistar a los empresarios para que con su poder económico les financien las campañas políticas en las próximas elecciones", precisó.

Agregó que su propósito es quedar bien con los grandes empresarios que apoyaron con todo al PAN hasta que arribaron a ese partido personas que ya no coinciden como se manejaba.

"Y precisamente estos empresarios se hicieron a un lado y ahora los quieren recuperar para su proyecto político del 2015", especificó el diputado de extracción croquista.

Serna de León estimó que los empresarios de la entidad se deben sensibilizar a favor de los nuevoleoneses y aceptar el incremento al Impuesto Sobre Nomina, en virtud de que Nuevo León requiere de los mil 600 millones de pesos que se generaran en forma adicional para destinarlos al rubro de la seguridad.

"No estamos de acuerdo que se eche abajo lo del ISN, sabemos que se va a implementar en seguridad lo necesitamos este año, hoy se requiere de ese impuesto que generará alrededor de mil 600 millones de pesos proveniente de los empresarios que por años ha sido beneficiado de una manera u otra indirectamente en las fuentes de empleo por parte de los gobiernos federal y estatal", apuntó.

El diputado del PRI no coincide con la postura de los empresarios, descartando que el aumento al ISN afecte las fuentes de trabajo, al contrario dijo que existen esquemas para que el incremento del tres por ciento no aplique cuando las empresas contraten a jóvenes, personas de la tercera edad y empleados con capacidades diferentes.

VÍCTOR SALVADOR CANALES