17 de agosto de 2013 / 10:17 p.m.

Monterrey • Aunque en el área metropolitana de Monterrey desde hace varios meses se ha establecido un frente anticasinos, el diputado federal Ricardo Mejía Berdeja, presidente de la Comisión de Juegos y Sorteos en el Congreso de la Unión, señala que debe haber igualdad de partes con los propietarios de estos establecimientos, pues en algunas ciudades hay favoritismo de autoridades locales para cerrar algunos locales y mantener operando a otros.

 

Entrevistado en la clausura del Primer Encuentro Regional de la Industria del Entretenimiento, el legislador destaca que debe haber un limpio esparcimiento de casinos y salas de juego. Esto, de forma transparente por parte de los municipios, para tener casinos, pero de forma ordenada y sin saturar las plazas.

 

"Que haya mucha transparencia de permisos, apertura de establecimientos, los responsables de estas actividades, evitar cualquier margen de discrecionalidad de la autoridad, porque la discrecionalidad permite la corrupción, permite el tráfico de influencias, y por eso consideramos además que en esta nueva legislación tiene que atenderse la parte de los estados y municipios, porque mucho del problema derivado en tema de casinos se debe a licencias de funcionamiento o tolerancia de autoridades municipales", expuso.

 

Mejía Berdeja afirmó que el solo hecho de prohibirlos no resolverá el problema de casinos, por lo que se volvería un acto de clandestinaje, sin embargo, de operarlos correctamente, pueden traer beneficios a la población y a las economías.

 

"Simplemente prohibirlo es una mala decisión, pues abonaría más el clandestinaje, los juegos prohibidos, finalmente es una actividad que tiene que regularse bien. Lo que no puede haber es que se perjudique a uno para beneficiar a otro, habla de un margen de la discrecionalidad de la autoridad que puede lindar en el manejo corrupto, finalmente perjudico a uno y permito que otros operen. Debe haber reglas claras y parejas para todos", agregó.

 

Ante ello, mencionó que posiblemente en el nuevo periodo a iniciar en septiembre los legisladores federales podrían iniciar un diálogo para la creación de una nueva Ley Federal de Juegos y Sorteos, en donde la regulación de casinos vea nuevas luces a favor de su instalación, pero de forma ordenada, para evitar actos delictivos o lavado de dinero.

 

"De parte de la comisión que presido en la Cámara de Diputados, pues escucharlos para crear una nueva legislación en la materia, porque estamos trabajando para que se cree una nueva Ley Federal de Juego y Sorteos en el país. Lo que se debe hacer, tanto en Nuevo León como en todo el país, es que haya establecimientos bien regulados, bien vigilados, que rindan cuentas, que cuenten con todos sus permisos bien en regla, que cuenten con todas las reglas de protección civil, que se cierre el paso a actividades ilícitas; es lo que debe haber en cualquier parte del país".

 

"Debe haber consideraciones en cuanto a la oferta, no se pude saturar definitivamente, no puede haber un exceso porque ni siquiera es un negocio para quien lo abre y se presta a otros negocios", señaló.

ISRAEL SASNTACRUZ