4 de febrero de 2013 / 07:50 p.m.

Oaxaca • El diputado federal perredista Hugo Jarquín, anunció que hará valer una queja ante la defensoría de Derechos Humanos (DDHP0) y una denuncia penal ante la Procuraduría de Justicia estatal (PGJE) contra funcionarios del gobierno municipal de la Ciudad de Oaxaca por el abuso de autoridad y presunta represión de que fueron víctimas sus seguidores luego de que intentaron ser desalojados de la plaza pública central de la capital donde habría de celebrar una mega tamaliza con motivo del festejo de la Candelaria.

El legislador señaló como implicados al secretario municipal Omar Heredia, al sindico municipal Felipe Heredia y al Comisario de Seguridad Pública Municipal, Cuauhtémoc Zuñiga Bonilla, además del director de Comercio, Alejandro Tejada, de actuar rompiendo la ley, y arbitraria para oponerse a la celebración de una verbena popular que no tenía ningún fin de lucro, ni político.

Jarquín afirmó que siendo diputado federal puede hacer uso de todos los parques y plazas públicas, siempre y cuando les ofrezca un buen uso, no lucre con ninguna acción, afirmando que solicitó valer todos los permisos, incluso legales, para desarrollar su festejo, observando una actuación disímbola de la autoridad, incluso política para oponerse a la autorización del mismo.

“"Yo voy a esperar para buscar al alcalde de la capital Luis Ugartechea, que hoy se encuentra de comisión en el extranjero, para preguntarle cual es la tónica de su gobierno, porque vemos que falta orden, porque se trasgredió un derecho civil"”, indicó.

Dijo que hay una actuación dolosa contra su persona, advirtiendo que no es la primera vez que se le busca obstaculizar algún evento o festejo público.

“"Quiero saber cuál es la molestia, porque pareciera que buscan boicotearse para que no puede desarrollar mis actividades, quizá porque me tienen temor, ya que saben que tengo posibilidades de ser el próximo presidente municipal de la ciudad

“"Hoy solo quiero actuar como un diputado diferente conviviendo con mi gente, no como otros que luego de que llegaron al cargo se olvidaron y terminaron solo enriqueciéndose a titulo personal"”, afirmó.

Adelantó que pese a la oposición y veto que hay contra sus eventos, buscará volver a agotar la ley para solicitar permiso para realizar una nueva verbena dentro de la zona del centro histórico para celebrar el Día del amor y la amistad.

“"Vamos a organizar en el zócalo de la capital oaxaqueña una gran festejo, regalaremos rosas y globos a los enamorados y ofreceremos un bailazo con la presentación de dos grupos musicales"”, adelantó.

Jarquín afirmó que como legislador es respetuoso de la ley y pese a los agravios seguirán acudiendo ante las autoridades a realizar los trámites que corresponda para desarrollar sus eventos, “"lo vamos a hacer y buscar en tiempo y forma, a ver si procede o no procede"”.

Refirió que a pesar de la represión ocurrida el sábado logro repartir unos 27 mil tamales, la mayoría en la zona de la alameda y centro histórico de la capital, el resto las distribuyó en hospitales, orfanatos y asilos.

OSCAR RODRÍGUEZ