9 de enero de 2013 / 09:30 p.m.

Cuernavaca • El diputado petista, Alfonso Miranda Gallegos, reconoció pidió a la delincuencia organizada "su comprensión" para no ser extorsionado, cuando fungía como presidente municipal de Amacuzac.

En medio de señalamientos por su presunta vinculación con el crimen organizado, así como con el homicidio del Director de Seguridad Pública de la administración municipal que le antecedió, Miranda Gallegos negó tener nexos criminales, aunque reconoció que "en al menos tres ocasiones", recibió exigencias de entregarles dinero, aunque nunca quiso externar a cambio de qué.

"Me llamaron por teléfono... Yo les dije que fueran comprensivos, que vieran la situación del municipio; que yo como presidente municipal apenas cobraba 49 mil pesos mensuales", aseveró el legislador local, quien hace un mes fue removido de la coordinación del Partido del Trabajo (PT) en el Congreso local debido a conflictos políticos y sociales derivados de su accionar cono alcalde de Amacuzac, donde se le señala de malversar y desviar recursos públicos.

DAVID MONROY | CORRESPONSAL