Luis García 
24 de agosto de 2013 / 09:50 p.m.

 

Monterrey  • La declaración de Pablo Elizondo, delegado de Sedesol en Nuevo León, provocó que los propios diputados del PRI reconocieran que el funcionario federal se equivocó al señalar que el dinero para financiar la Cruzada contra el Hambre era del “Presidente y del señor gobernador”.

Gustavo Caballero, legislador tricolor que estuvo presente en elevento celebrado en La Alianza, sostuvo que se deben cuidar las formas en este tipo de actos y acotó que el error se dio a la hora de nombrar a personas, no a instituciones, como las benefactoras del plan de empleo temporal.

“Lo que sucede es que los términos que utilizó tal vez no sean los más adecuados. Si hubiera dicho, son recursos de la Federación, o la parte que corresponde al estado, bueno, no personalizas.

“Yo creo que en la vorágine del entusiasmo que tenía por el programa que se estaba desarrollando, hubo una utilización de términos, en lugar de hablar de instituciones, habló de personas”, puntualizó.

No obstante, el priista descartó que esta falla amerite la destitución de Elizondo como titular de Sedesol en el estado, al señalar que ya varios actores políticos, organismos civiles e incluso los medios de comunicación ya lo reprendieron por sus palabras.

“Pienso que no debemos de satanizar, yo creo que él debe haberse dado cuenta ya que hubo algún error en la manera como se hizo el planteamiento, y seguramente tendrá que corregir esas manifestaciones; no es posible o no es deseable satanizar un programa por un error humano.

“Yo creo que no es para tanto, obviamente si se trata de magnificar o sacar raja política de una situación que, como le digo, es un error humano, conozco al delegado, sé de su capacidad, es un hombre íntegro y probo que se dejó llevar por el entusiasmo y la emoción, no hay por qué buscar la manera de que se vaya o que renuncie”, refirió.

Sobre la denuncia que el Partido Acción Nacional presentara en contra del funcionario federal, opinó que es una manera de sacar raja política del suceso, pero consideró que carece de los elementos suficientes para proceder.

A pregunta expresa de si el PRI habría capitalizado una declaración de esa magnitud en voz de un panista, dijo que hasta el momento no se ha presentado ese supuesto e insistió que los pleitos estériles sólo provocan la ira del ciudadano.