29 de marzo de 2013 / 03:07 p.m.

Monterrey  • Pedro Pablo Treviño, diputado federal priista, pidió al municipio de Monterrey investigar un posible contubernio entre funcionarios y casinos, y también que la ley sea aplicada sin distingos, ante la presunción de que sólo se combatió a un grupo de dueños de estos establecimientos.

Luego de las dudas denunciadas por ex regidores y diputados del PRI sobre posible corrupción, el legislador federal dijo que en caso de que esto se compruebe el municipio de Monterrey tiene que aplicar la ley.

"Lo que se debe aquí hacer es algo muy claro; cumplir con la ley, cumplir con el reglamento. Si estas casas de apuestas no cumplen, como cualquier otro negocio, no tienen por qué estar funcionando, no se puede y no se debe aplicar la ley en beneficio de uno y en contra de otro".

En todo caso, el legislador federal priista señaló que el municipio tiene la obligación de corroborar si lo que se señala puede ser cierto, a fin de que se llegue hasta las últimas consecuencias en este caso.

"La ley no es para unos estricta y para otros laxa: la ley es la misma para todos y es responsabilidad municipal aplicarla a todos por igual. Si es cierto esto que se comenta, pues hay que investigarlo. De haber alguna irresponsabilidad o cargo de responsabilidad por alguna actitud de algún funcionario, pues se tendrá que aplicar la ley".

"MAL DEL PANISMO"

Treviño criticó la forma en que el Gobierno Federal, durante las gestiones del PAN repartió permisos para este tipo de establecimientos sin ninguna medida de control, y que en municipios como Monterrey hayan proliferado una gran cantidad de éstos, muchos de ellos de manera irregular, por lo que la única solución es aplicar la ley sin distingos.

Esto surge luego de que se revelara que exfuncionarios del municipio, Mario Moreno y de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Ochoa, hayan pasado de controlar este tipo de establecimientos, a defenderlos legalmente.

Esto despertó dudas en algunos actores políticos, lo que ocasionó que diputados del PRI señalaran un presunto contubernio entre funcionarios actuales y abogados de los casinos, y en donde se involucra al ex edil de Monterrey, Fernando Larrazabal.

REYNALDO OCHOA